Enlaces de accesibilidad

Cuba

Piden en Cuba censurar a Díaz-Canel tras las burlas por la limonada

De izquierda a derecha, Esteban Lazo, José Ramón Machado Ventura, Manuel Marrero, Miguel Díaz Canel y Salvador Valdés Mesa en una reunión del Consejo de Ministros (Foto tomada de un mensaje de Twitter de la Presidencia de Cuba).

El director de la revista cubana Temas, Rafael Hernández, les ha pedido a los periodistas oficialistas de la isla que censuren al gobernante Miguel Díaz-Canel cuando hable de cosas tan intrascendentes como la limonada y el guarapo.

Para Hernández, cuyo texto fue compartido en Facebook por el ex decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana Raúl Garcés Corra y reportado primero por el sitio de noticias Diario de Cuba, las redes sociales son un espacio impregnado “de vaciladera y guanajería”.

Al mismo tiempo, sin embargo, sugiere recuperar la tradición del humor político de la prensa cubana desde el siglo XIX y en vez de considerar que “una caricatura o un chiste sobre un tema ligero, como este, sea una falta de respeto, se recupere ese humor como una vacuna, de manera que no quede solo en manos de los ca..... que andan a la que se cae”.

Hernández se dirigía a los reporteros del Noticiero Nacional de Televisión –no a los “ca.......”-- que incluyeron en su cobertura los comentarios del gobernante sobre limones y refrescos. Su idea, aparentemente, es que los periodistas pagados por el gobierno sepan filtrar sus discursos y descartar lo que no enaltezca su imagen.

Lo hizo, además, calificando a los espacios para los cuales trabajan como “medios que se dedican full time a transmitir orientaciones y directivas”, una forma poco respetuosa cuando aparentemente se pide cuidar el respeto. Véase la cita completa, tomada del post que compartió Garcés Corra:

“Será posible que los compañeros informadores a cargo de cubrir la actividad del presidente hagan su trabajo tomando en cuenta que un comentario sobre un tópico intrascendente, dicho al paso y sin mayor intención política, resulta un blanco fácil de las redes (sí, las redes están ahí, remember?), especialmente en unos medios que se dedican full time a transmitir orientaciones y directivas?”, escribe el director de Temas.

El consejo podría entenderse como una afrenta a la capacidad de Díaz-Canel para comunicarse abiertamente con los cubanos y, en el fondo, un llamado de atención más al gobernante que a los periodistas; algo así como: Ojo, que el presidente dice algunas cosas que se prestan a la vaciladera y la guanajería.

Por otra parte, su invocación del humor político practicado en Cuba desde el siglo XIX es reduccionista. De acuerdo con Hernández, tendría sentido usarlo solo si se trata de una caricatura o un chiste “sobre un tema ligero, como este”.

Antes de 1959, el humor político cubano nunca se limitó a temas ligeros. Al contrario, desde Ricardo de la Torriente con su personaje de Liborio hasta Antonio Prohías, lo cuestionaba todo. Limitar las ocasiones en que pudiera usarse a temas inofensivos para la figura objeto de la sátira sería una forma de servilismo, no de humor.

El análisis de Hernández compartido por el ex decano Garcés Corra generó numerosos comentarios. Para Aníbal Oliva Yáñez la cuestión es sencilla:

“Teniendo en cuenta y conociendo cómo funciona el Ministerio de la Verdad, ¿por qué poner toda la culpa del lado de Boris Fuentes?”, escribe Oliva Yáñez refiriéndose al reportero del Noticiero de televisión. “Ningún reporte televisivo del presidente de Cuba tiene el OK sin antes pasar por el CCPCC [Comité Central del Partido Comunista]. Entonces, ¿de quién fue la intencionalidad de mostrar a un Díaz Canel más campechano? ¿O la intencionalidad era ridiculizarlo?”

Ministerio de la Verdad es una de las instituciones dictatoriales de la novela de George Orwell 1984. Otros que también defienden al reportero del Noticiero dan por descontado que quienes hagan semejante cobertura en esos espacios son “periodistas del presidente”.

“No pienso que sea mala intención del periodista, tal vez sí desconocimiento y mala interpretación”, escribió Yoel Almaguer de Arma. “Los periodistas del equipo de cualquier presidente del mundo deben estar claros, éticamente, con la responsabilidad que le deben a la primera figura del país. ¿Cuántas veces no vemos fotos desacertadas hechas a nuestro presidente? Muchas [se] replican en los perfiles oficiales de nuestros medios de prensa. Tenemos que ser cuidadosos con “el fragmento que sacamos”.

Dirigiéndose al ex decano Garcés Corra, el periodista independiente José Raúl Gallegos fue tajante.

“Profe, creo que si en Cuba el papel de la prensa no se confundiera con el de los voceros de comunicación gubernamental”, dijo Gallegos, “esta discusión no tendría sentido”.

Vea todas las noticias de hoy

Cuba reporta 8 casos de COVID-19, todos en La Habana

Cubanos en el Malecón habanero. REUTERS/Alexandre Meneghini

El Ministerio de Salud de Cuba reportó ocho nuevos casos de coronavirus, todos en la provincia de La Habana.

Los ocho casos diagnosticados son cubanos, el 100% fueron contactos de casos confirmados y la mayoría provienen del municipio Cerro.

La capital cubana, de 2,2 millones de habitantes, entró el viernes a la primera fase de la reapertura tras más de tres meses de confinamiento y cierre de negocios.

A pesar de las medidas de distanciamiento social, los cubanos se ven obligados a arriesgarse al contagio en colas que se prolongan durante horas para adquirir los productos de primera necesidad.

Tres casos nuevos de coronavirus en Cuba

Escena captada el viernes en el Malecón de La Habana (Yamil Lage/AFP).

El Ministerio de Salud de Cuba, que ofrece las cifras del día anterior, confirmó este domingo 3 casos nuevos de coronavirus.

Con los nuevos contagios, la cifra de infectados en la Isla asciende a 2.372, según el informe oficial.

El Ministerio de Salud mantiene la cifra de fallecimientos en 86 al no informar de nuevos decesos por COVID-19.

Otros datos en el reporte son los siguientes:

▪ 55 casos positivos activos
▪ 52 pacientes con evolución clínica estable y tres pacientes en estado de gravedad.

Liberan al preso político Leudys Reyes Cuza

Leudys Reyes Cuza.

Con un juicio pendiente por acusaciones de “desorden público reiterado y desacato" salió de la prisión del Combinado del Este el miércoles el activista Leudys Reyes Cuza, del Frente de Acción Cívica Orlando Zapata Tamayo.

"Después de siete meses de encierro y represión, se me acercaron y me informaron que iba para la calle con el cambio de medida cautelar, pendiente a juicio, y que debía pagar una fianza de 500 pesos", le dijo el sábado Reyes Cuza a la periodista de Radio Televisión Martí Idolidia Darias .

Activista sale de prisión con un cambio de medida y debe esperar el juicio en su casa
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:55 0:00

Explicó que su arresto en diciembre pasado se produjo mientras trabajaba como cuentapropista en un área conocida por "La Cuevita", en San Miguel del Padrón.

"En esos días nosotros [los activistas de su grupo opositor] habíamos realizado varias protestas por nuestros derechos, y se presentó un operativo muy grande de la Seguridad del Estado donde yo trabajaba; me arrestaron y me acusaron de desórdenes públicos reiterados", declaró.

Reyes Cuza fue trasladado a la cárcel conocida como Vivac, en Arroyo Naranjo. Unos días después le informaron que estaría en prisión preventiva hasta el juicio, pero en la cárcel de Valle Grande.

"Allí hice varias protestas, denuncié las violaciones de derechos humanos que se cometían y por esa razón me llevaron a celdas de castigo", detalló.

En enero de este año fue trasladado, esta vez al Combinado del Este, en La Habana. "Me confinaron en el área número tres, donde sitúan a los presos pendientes a juicio", precisó.

Activista detalla las condiciones de vida de los presos en el Combinado del Este
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:29 0:00

El activista calificó el lugar de "horrible". Dijo que "es pésima la higiene, y escasean el agua y los artículos de aseo personal". Con relación a la atención médica señaló que casi no existe, y también faltan los medicamentos.

Reyes Cuza integra el listado de más de 130 presos políticos cubanos por los que organizaciones defensoras de los derechos humanos han abogado para que sean puestos en libertad, en medio de la crisis que afecta el país por el avance de la pandemia.

Se convierte así en uno de los primeros activistas de ese grupo liberados, luego de la prohibición de visitas familiares a los presos, como medida para evitar el contagio en las prisiones.

Acerca de la forma en que se ha procedido en el Combinado del Este con los presos durante estos meses dijo que no se dispone de suficiente hipoclorito para la limpieza.

Agregó que hay hacinamiento de la población penal, que impide el distanciamiento social, y añadió que los guardias encargados de la custodia de los reos pueden ir a sus casas diariamente, lo que aumenta el riesgo del contagio de la población penal.

Liberado el viernes, multado el sábado

Jorge Enrique Rodríguez, en una imagen tomada de su cuenta de Facebook.

El periodista cubano Jorge Enrique Rodríguez fue liberado el viernes, pero multado el sábado.

“La Policía cubana impuso este sábado 800 pesos (unos 33 dólares) de multa al periodista de Diario de Cuba Jorge Enrique Rodríguez por un supuesto delito de desacato”, precisó el diario digital.

También informó que la multa es "una sanción administrativa" para evitar un juicio por "desobediencia" y que las autoridades dijeron al comunicador que está prohibido "grabar a la Policía".

En su mensaje en Twitter, Rodríguez dijo que la PNR ha estado inventando acusaciones en su contra, en medio de la pandemia, y que está en libertad gracias a la campaña internacional que exigía su excarcelación.

Amnistía Internacional celebró su liberación. Erika Guevara-Rojas, representante de la organización en América Latina, declaró en Twitter “¡Buenas Noticias!” y dio a conocer el mensaje que el comunicador independiente divulgó en redes sociales.

“Una vez más funcionó la presión interna y externa y dio resultados el esfuerzo transversal de activistas de diferentes causas, periodistas, artistas, opositores y ciudadanos en general”, dijo en Facebook el periodista José Raúl Gallego.

“Esta es la vía. Juntos somos mucho más fuertes, por eso insisten en tenernos separados y divididos. Hoy ganamos otra pelea. Seguimos. Ahora, por Quiñones, que no merece un día más de prisión injusta”, subrayó el comunicador.

Liberado con cita para acudir a estación de policía el periodista Jorge Enrique Rodríguez

El periodista Jorge Enrique Rodríguez, en una foto tomada de su cuenta de Facebook.

El periodista independiente cubano Jorge Enrique Rodríguez fue liberado la noche del viernes, y debía presentarse a las 10:00 de la mañana de este sábado en la estación de policía de Zanja, en Centro Habana, le dijo a Radio Televisión Martí su hermana, Yusimí Rodríguez.

“Muchas gracias de corazón para todos los que iniciaron, se sumaron y están sosteniendo la campaña por mi liberación”, declara Rodríguez en un video compartido en Facebook por otro periodista, Jose Raúl Gallego.

La Policía Nacional Revolucionaria de Cuba, “esa que conocemos como PNR”, me ha estado inventando un proceso que es extensivo a toda la sociedad civil cubana, fundamentalmente a nosotros los periodistas independientes, activistas, opositores, en medio de la crisis de la pandemia, dijo el reportero.

Rodríguez, corresponsal de Diario de Cuba y colaborador del periódico español ABC, había sido detenido el domingo cuando grababa escenas de una acción policial en el barrio donde vive, Los Sitios, también en Centro Habana. La noticia de su liberación fue reportada primero por Diario de Cuba y por 14ymedio.

“Estoy grabando y, a los tres minutos, un policía me dice 'Oye, dame acá el teléfono ese”, relató Rodríguez. Dio un paso atrás, echó también la mano hacia atrás y le dio el teléfono a una persona que estaba en el lugar y a quien, posteriormente, los agentes le quitaron el móvil”, informó ​Diario de Cuba.

Dijo también que el periodista no se había resistido al arresto, pero que en la estación una instructora lo acusó de haberle gritado a los agentes “esbirros” y “que los maten”, algo que Rodríguez niega.

“Se le encarnaron, porque él no hizo nada y la policía se le encarnó”, dijo la hermana desde La Habana. Gallego, por su parte, no ocultaba su alegría al compartir la noticia de la liberación de Rodríguez.

“Una vez más funcionó la presión interna y externa y dio resultados el esfuerzo transversal de activistas de diferentes causas, periodistas, artistas, opositores y ciudadanos en general”, escribió en el mensaje que acompaña el video. “Esta es la vía. Juntos somos mucho más fuertes, por eso insisten en tenernos separados y divididos. Hoy ganamos otra pelea. Seguimos. Ahora, a por Quiñones, que no merece un día más de prisión injusta”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG