Enlaces de accesibilidad

Relaciones EEUU-Cuba

Proyecto del senador Leahy pide que estadounidenses puedan viajar a Cuba

Raúl Castro recibe al senador Patrick Leahy y a otros legisladores estadounidenses en febrero de 2017 (Foto: Archivo).

El senador demócrata de Vermont Patrick Leahy presentó el lunes un proyecto de ley que pide levantar todas las restricciones a los viajes de ciudadanos estadounidenses a Cuba, pero no el embargo comercial vigente desde 1960.

La llamada “Ley de Libertad para que los Estadounidenses Viajen a Cuba 2019” es un proyecto semejante al que ya introdujeron en la Cámara de Representantes los congresistas Jim McGovern, demócrata de Massachusetts, y Tom Emmer, republicano de Minnesota.

“Basándome en mis conversaciones con otros senadores, confío en que si nos dan la oportunidad de someter este proyecto a votación, más de 60 senadores lo apoyarían”, escribió Leahy al anunciar el plan en su sitio de internet del Senado.

La razón por la cual lo ha presentado, asegura, es para que los estadounidenses puedan viajar a Cuba de la misma forma en que pueden hacerlo a cualquier país del mundo excepto Corea del Norte, prohibido por el presidente Trump mediante una orden ejecutiva.

“¿Por qué Cuba?”, se pregunta Leahy. “¿Por qué no Venezuela, o Rusia, o Irán, o cualquier otro lugar? Es un vestigio vengativo, discriminatorio y autodestructivo de tiempos pasados”.

Patrick Leahy de visita en Cuba junto a Miguel Díaz-Canel (Foto: Archivo).
Patrick Leahy de visita en Cuba junto a Miguel Díaz-Canel (Foto: Archivo).

Cita una encuesta de la cadena CBS según la cual el 81 por ciento de los estadounidenses aprueban el levantamiento de las restricciones de viajes a la isla, y acusa a la Casa Blanca de poner en vigor políticas que afectan a los cuentapropistas.

Los miles de empresarios cubanos, los taxistas, los que rentan Airbnb, los que tienen restaurantes y tiendas y dependen de los clientes estadounidenses, están luchando para sobrevivir, escribe Leahy.

“El que crea que más presión económica, o los ultimátums, obligarán a las autoridades cubanas a detener los arrestos de disidentes y abrazar la democracia, no han aprendido nada de la historia”, dice el senador de Vermont. “El más afectado es el pueblo cubano, y eso le abre las puertas de este hemisferio a Rusia, China y otros competidores”.

Vea todas las noticias de hoy

EEUU: Visita de Reyes de España a Cuba puede servir de propaganda al régimen

El rey Felipe de España y la reina Letizia llegan al Aeropuerto Internacional Benito Juárez, en Ciudad de México, para una visita de Estado. (Archivo)

La visita de los Reyes de España a Cuba el próximo 11 de noviembre en tiempos represivos puede ser usada por gobierno de la isla como propaganda política, y para aparentar la legitimidad que no tienen, dijo en entrevista con el diario español ABC, el Subsecretario Adjunto de Estado para América Latina, Jon Piechowski.

Piechowski señaló que el gobierno estadounidense en reiteradas ocasiones ha repetido que en este tipo de visitas, sobre todo cuando parten de una nación democrática, se realicen encuentros con la oposición cubana, sometida a amenaza constante y represión por parte del estado.

Sobre las sanciones de la Administración Trump contra el régimen de la Habana y la suspensión del Título III de la Ley Helms-Burton, el funcionario aseguró al diario español que el objetivo principal de estas medidas es que la dictadura castrista se “comprometa a restablecer los derechos humanos en la isla”.

Al referirse de la próxima votación en la Asamblea General de Naciones Unidas sobre la resolución que pide el fin del embargo de Estados Unidos a Cuba, Piechowski dijo que considera que es una pérdida de tiempo para la comunidad internacional, ya que la situación de la isla desde hace muchos años es producto de las decisiones del propio régimen y no de otros países.

El funcionario estadounidense dijo a ABC que estas medidas, como la suspensión de los vuelos comerciales a Cuba con excepción de la Habana, están dirigidas a diezmar “las fuentes financieras que tiene el régimen para enriquecerse" y luego "reprimir al pueblo cubano”.

Miembros de la disidencia cubana en el exilio como La Red Femenina de Cuba y el Observatorio Cubano de Derechos Humanos han manifestado su descontento con la vista de los Reyes en medio de la ola represiva que vive a isla.

Igualmente, los partidos españoles Partido Popular de Ciudadanos y Vox condenaron la visita después de ser anunciada.

Kozak: Voto de Cuba en ONU sobre embargo es "distracción para encubrir abusos"

La 74 Asamblea General de Naciones Unidas en plena sesión el miércoles 30 de octubre (Foto: Timothy A. Clary/AFP).

En vísperas de la votación que Naciones Unidas dedica cada año a un proyecto de resolución presentado por el régimen cubano para condenar el embargo económico de Estados Unidos, el subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, Michael G. Kozak, publicó el martes en Twitter una serie de mensajes que intentan desenmascarar la operación como una maniobra de encubrimiento político.

“El voto de Cuba en la ONU sobre el embargo es una distracción diseñada para encubrir abusos del régimen de Castro en Cuba y Venezuela”, escribe Kozak. “Si el régimen quiere legitimidad internacional, debe poner fin a sus abusos de los derechos humanos, y la comunidad internacional debe insistir en ello”.

Para los voceros del régimen, se trata simplemente de “presiones y chantajes” que el Departamento de Estado despliega contra los países miembros de la ONU.

“Lejos de atender al reiterado llamado de la comunidad internacional que durante más de dos décadas ha adoptado esta resolución de manera prácticamente unánime, Estados Unidos realiza maniobras adicionales para dificultar su adopción”, declaró en Nueva York el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, citado por el periódico Granma.

Está previsto que la Asamblea General de Naciones Unidas discuta y apruebe entre miércoles y jueves el documento presentado por La Habana.

“Castro culpa a otros en lugar de corregir sus propios fracasos económicos”, escribe en Twitter el subsecretario de Estado de Estados Unidos. “¿El resultado? Los cubanos sufren escasez de alimentos, salarios inadecuados y apagones. Castro y Díaz-Canel deben parar de culpar y empezar a reformar”.

La ya habitual campaña que emprenden en Nueva York los diplomáticos cubanos para lograr que la ONU condene el embargo se tiñe esta vez del silencio del régimen de La Habana ante insistentes denuncias de defensores de derechos humanos por la arbitraria detención del líder de UNPACU, José Daniel Ferrer, y otros tres miembros del grupo.

“La propaganda del régimen cubano en la ONU distrae de problemas reales que enfrenta el pueblo cubano, como continuos abusos de derechos humanos, incompetencia económica y encarcelamiento de activistas políticos”, dice otro de los mensajes publicados por Kozak. “Castro y Díaz-Canel bloquean cambios positivos para Cuba”.

De acuerdo con las declaraciones de Rodríguez Parrilla citadas en el sitio de internet del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, las embajadas de cuatro naciones latinoamericanas fueron convocadas por el Departamento de Estado en Washington con el objetivo de obtener su voto en contra del proyecto de resolución.

Seis embajadas estadounidenses en otros tantos países latinoamericanos también dedicaron “intensas gestiones” a ejercer presión “para que cambien su voto”, añade el MINREX.

“El próximo voto de Cuba en ONU sobre embargo es ejercicio ritual de culpar a EEUU por mal manejo del régimen de Castro, responsable directo de obstaculizar crecimiento y prosperidad de Cuba”, dice Kozak en otro tuit publicado el martes.

En una serie de mensajes también publicados en Twitter, los voceros del régimen cubano presumen, entre otras cosas, de que “a pesar de que el ‘bloqueo’ es real, la esperanza de vida en Cuba ha igualado y superado a la de Estados Unidos desde el triunfo de la revolución cubana”.

EEUU condena "inadmisible detención" de líder de UNPACU (VIDEO)

José Daniel Ferrer. REUTERS/Mariana Bazo

La Encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Cuba, Mara Tekach, condenó este jueves la "inadmisible detención" de José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y tres de sus compañeros, a 30 días del arresto.

"Estoy aquí para hablarles de algo que está pasando y que es cada día más preocupante", dijo Tekach en un video dirigido a los cubanos y publicado en las redes sociales bajo la etiqueta #PresosPorQué.

La diplomática subrayó que los familiares de Ferrer y los otros opositores detenidos desde el 1 de octubre "no saben qué les ha sucedido, si están bien de salud, o de qué crímenes se les acusa".

"El gobierno de los Estados Unidos condena enérgicamente esta inadmisible detención", señaló Tekach, quien también recordó "la injusticia cometida contra Roberto Quiñones, quien pronto cumplirá dos meses en prisión".

La funcionaria estadounidense pidió al régimen de La Habana que trate a estos prisioneros políticos "con humanidad, que se dé a conocer de inmediato su ubicación, y que los liberen sin condiciones".

"Le aseguro al pueblo cubano que Estados Unidos continuará denunciando estas injustas detenciones", concluyó Tekach.

El pasado 22 de octubre, el Buró de Derechos Humanos, Democracia y Trabajo del Departamento de Estado estadounidense dijo en Twitter que habían hecho "un llamado al régimen represivo castrista a liberar todos los presos políticos", pero que el gobierno de La Habana "no tiene interés en hacerlo", porque se mantiene en el poder "negando a sus ciudadanos los Derechos Humanos de libre expresión y reunión".

"El mundo debe responsabilizar al régimen por sus abusos", reclamó el Buró.

Días antes, el secretario de Estado, Mike Pompeo, condenó en un comunicado el encarcelamiento de Ferrer y los otros activistas de UNPACU.

"El caso de José Daniel Ferrer es un ejemplo más de la violación continua y flagrante de los derechos humanos por parte del régimen de Castro, que recientemente se ha convertido en una ola de represión contra las libertades de expresión, expresión y religión. Estados Unidos no permitirá que estos abusos contra el pueblo cubano pasen desapercibidos o sin respuesta", concluyó Pompeo.

EEUU limita vuelos a Cuba, aerolíneas sólo volarán a La Habana

El mostrador de American Airlines en La Habana.YAMIL LAGE / AFP

Estados Unidos limitará los vuelos hacia varios destinos en Cuba, excepto La Habana, anunció este viernes la Administración del presidente Donald Trump.

Un comunicado del Departamento de Estado indica que la medida se ha tomado a solicitud del Secretario de Estado, Mike Pompeo.

"El Departamento de Transporte de EEUU suspendió hasta nuevo aviso el servicio aéreo programado entre los Estados Unidos y los aeropuertos internacionales cubanos, con excepción del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, para evitar que el régimen cubano se beneficie de los viajes aéreos estadounidenses".

"Las compañías aéreas estadounidenses tendrán 45 días para descontinuar todos los servicios aéreos programados entre los Estados Unidos y todos los aeropuertos en Cuba, excepto el Aeropuerto Internacional José Martí", indica la nota oficial.

La decisión afectará los viajes a nueve destinos en la isla y entrará en vigor el 10 de diciembre de 2019.

El Director General de Estados Unidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Carlos F. de Cossío, reaccionó a la medida desde su cuenta oficial en Twitter: "El imperialismo arremete contra vuelos regulares a varias ciudades cubanas. No le importa afectar contactos familiares, modesta economía, mayoría cubanos en ambos países, ni incomodidades injustas".

El comunicado publicado este viernes por el Departamento de Estado considera que la disposición está en correspondencia con la política exterior del presidente Trump hacia Cuba porque impide los ingresos lleguen al régimen cubano.

EEUU considera que Cuba emplea estas ganancias en fomentar la represión en la isla y respaldar al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

"Al suspender vuelos a un total de nueve aeropuertos, Estados Unidos impide que el régimen cubano obtenga acceso a divisas de los viajeros estadounidenses que se alojan en los centros turísticos controlados por el Estado y visitan atracciones de propiedad estatal".

Por último el Departamento de Estado indica: "Estados Unidos continúa responsabilizando a Cuba por su represión del pueblo cubano y su interferencia en Venezuela, incluido su apoyo desmesurado al ilegítimo régimen de Maduro. La situación de los derechos humanos en Cuba sigue siendo pésima, y las autoridades estatales hostigan y encarcelan arbitrariamente a activistas, disidentes, artistas y otros que cuestionan la autoridad del régimen. A pesar de la condena internacional generalizada, Maduro continúa socavando las instituciones de su país y subvirtiendo el derecho del pueblo venezolano a la autodeterminación. Con el poder de Cuba, Maduro ha creado un desastre humanitario que desestabiliza la región", concluye el comunicado.

El congresista republicano Mario Díaz-Balart respaldó la decisión de suspender los vuelos a la isla.

"Es alentador ver a una Administración que continúa tomando medidas firmes y sin precedentes contra las dictaduras de Castro y Maduro. El régimen en Cuba controla la mayor parte de la industria turística del país: se beneficia de los vuelos a través de las tarifas de aterrizaje y el aumento de los viajes. Luego utiliza esos recursos para reprimir aún más al pueblo cubano y ayuda al régimen de Maduro a oprimir al pueblo venezolano. Apoyo y felicito firmemente la dedicación del presidente Trump para revertir la equivocada política de apaciguamiento de la administración anterior. Poner fin a estos vuelos y cortar otra fuente de ingresos al régimen es otro paso importante para apoyar al pueblo cubano al evitar que los dólares estadounidenses enriquezcan a sus opresores".

Otro congresista, el demócrata Jim McGovern, del estado de Massachusetts, criticó la medida de la administración Trump desde su cuenta de Twitter y abogó por la libertad de los estadounidenses de viajar a donde estos deseen.

Esta semana el senador demócrata Patrick Leahy criticó la política de la Administración Trump hacia Cuba indicando que "la Casa Blanca y sus facilitadores en el Congreso se preocupan poco por el impacto de estas políticas punitivas en el pueblo cubano. Están motivados por ánimos personales e ideológicos”.

En días recientes la Casa Blanca había anunciado nuevas sanciones al régimen de La Habana por su apoyo a Nicolás Maduro y también para cortar fuentes de ingresos que todavía tiene Cuba.

El pasado 18 de octubre la Oficina de Industria y Seguridad (BIS) del Departamento de Comercio de EEUU, anunció restricciones al acceso del régimen cubano a aviones comerciales y otros bienes.

EEUU considera que con la revocación de las licencias existentes para arrendamientos de aeronaves a aerolíneas estatales cubanas, y la negativa a futuras solicitudes de arrendamientos se envía un claro mensaje a La Habana.

Senador critica política de Trump hacia Cuba; reconoce deterioro de DDHH en la isla

El presidente Donald Trump conversa con el senador demócrata Patrick Leahy. SAUL LOEB / AFP

En un comunicado publicado el jueves en el Congressional Record, el senador demóctata por el estado de Vermont, Patrick Leahy, opinó que en lugar de alentar a los estadounidenses a viajar a Cuba para experimentar la sociedad cubana, como se hace con personas que viven bajo otros gobiernos autocráticos, el presidente Trump ha cerrado la puerta, impulsado por lo que denominó “un puñado de intransigentes cubanoamericanos en la Casa Blanca, el Departamento de Estado y el Congreso”.

El senador expresó que la Casa Blanca sigue aumentando la presión sobre el Gobierno cubano, causando más dificultades al pueblo cubano.

“Dado que esto, como otras sanciones contra Cuba, fracasará, solo hay una explicación racional: la Casa Blanca y sus facilitadores en el Congreso se preocupan poco por el impacto de estas políticas punitivas en el pueblo cubano. Están motivados por ánimos personales e ideológicos”, argumentó.

Criticó que para solicitar una visa estadounidense, los cubanos ahora deban viajar a un tercer país y que cubanos con reclamos de ser amenazados y arrestados por su activismo político en Cuba y que han solicitado asilo en Estados Unidos hayan sido encarcelados y deportados.

El senador Leahy dijo que la Casa Blanca ha insistido en que las medidas punitivas que ha puesto en vigor contra el gobierno cubano están diseñadas para llevar la democracia a Cuba y los derechos humanos al pueblo cubano.

“Ninguno de ellos logrará esos objetivos ni nada positivo para Cuba o su gente”, dijo. “Desearía que fuera de otra manera, pero los derechos humanos no han mejorado desde que el presidente Trump anunció su política punitiva hace tres años. De hecho, la situación es peor, como lo ilustran los recientes arrestos de José Daniel Ferrer, Berta Soler y otros disidentes. A medida que el acceso a Internet en Cuba ha aumentado, también lo ha hecho la persecución de los críticos del gobierno. Con sólo un puñado de personal en nuestra Embajada en La Habana, no hay nadie para interactuar regularmente con la comunidad disidente cubana o sus familias”, expresó Leahy.

En el comunicado, Leahy además abogó porque las oficinas de Radio y Televisión Martí sean trasladadas de vuelta a Washington, DC, donde “sería menos vulnerable a la interferencia política y la influencia ideológica que la ha afectado en el pasado”

El senador opinó que Cuba no está más cerca de ser una democracia multipartidista que hace tres años, ni el gobierno cubano está más cerca de retirar su apoyo a Nicolás Maduro a pesar de su régimen corrupto, abusivo y desastroso en Venezuela.

“Lo que estamos diciendo es que seguir una política que ha fallado durante más de medio siglo no tiene sentido, es indefendible y está mal. No ha logrado ninguno de sus objetivos, mientras está dañando al pueblo cubano e infringiendo los derechos del pueblo estadounidense”, concluyó.

Cargar más

XS
SM
MD
LG