Enlaces de accesibilidad

América Latina

Prohíben a enviados de la CIDH subir a avión para visitar Venezuela

Una integrante de la CIDH en una de las visitas a países de la región.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dijo el martes que se impidió que sus representantes se subieran a un avión para viajar a Venezuela, cuyo gobierno ya había cerrado la puerta a la visita argumentando que el país no forma parte de la OEA y por lo tanto no está obligado a recibirlos.

La CIDH, con sede en Washington, planeaba visitar Venezuela del 3 al 7 de febrero. Pero el martes a la delegación "le fue prohibido el abordaje al vuelo desde la ciudad de Panamá en dirección a Caracas, según notificación recibida por la aerolínea" Copa Airlines, dijo la entidad en un comunicado.

Copa se abstuvo de realizar comentarios al respecto "toda vez que se trata de un asunto externo a la compañía, sobre el cual no tiene jurisdicción y, como aerolínea, debe seguir las instrucciones que recibe de las autoridades reguladoras".

El Ministerio de Información venezolano no respondió de inmediato solicitudes de comentarios.

La delegación de la CIDH, que no visita Venezuela desde el 2002, condenó la prohibición de su ingreso y dijo que "es propio de regímenes autoritarios no permitir el escrutinio internacional ni la observancia de la situación de los derechos humanos, lo cual perjudica, especialmente, a las víctimas.

"El impedimento para ingresar al país obstaculiza las obligaciones internacionales en derechos humanos asumidas por Venezuela (...) donde persiste un muy grave deterioro en el goce de los derechos humanos", agregó.

La Comisión agregó que visitará la ciudad colombiana de Cúcuta, en la frontera con Venezuela, para "reunirse, documentar y recabar testimonios de víctimas y familiares sobre las graves violaciones de derechos humanos" en la nación OPEP

Esa visita será jueves y viernes, dijo Humberto Prado, delegado de derechos humanos del líder opositor Juan Guaidó.

El viernes, Larry Devoe, representante del gobierno venezolano ante el sistema internacional de derechos humanos, dijo en su cuenta de Twitter que como Venezuela abandonó en abril del 2019 la Organización de los Estados Americanos, de la que forma parte la Comisión, la visita de la delegación era inviable.

Vea todas las noticias de hoy

HRW denuncia "desinterés temerario" de López Obrador respecto a COVID-19

El presidente de México, Andres Manuel Lopez Obrador, asegura que el coronavirus no es un problema.

En su más reciente informe, Human Rights Watch da a conocer su preocupación por el “desinterés temerario” que muestra el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al negarse a brindar información real a los ciudadanos del país sobre la epidemia COVID-19.

Pese a que ya son seis los fallecidos y la cifra de contagiados asciende a 475 casos, el presidente de México rechaza cumplir con protocolos, orientaciones y recomendaciones de los organismos de la Salud Pública y tampoco cumple con el deber de ofrecer información verídica sobre la trascendencia de la situación.

Según afirma HRW, López Obrador llega incluso a contradecir abiertamente las disposiciones de las autoridades especializadas, exhortando a los mexicanos “a que sigan saliendo a espacios públicos”.

“El comportamiento del presidente López Obrador de cara a la crisis del CVID-19 es un ejemplo sumamente peligroso que amenaza la salud de los mexicanos”, declara José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch. “Ha mostrado una renuencia indignante a brindar información precisa y comprobada sobre los riesgos de un virus que ya ha matado a miles de personas en todo el mundo. Es necesario que aborde este problema con seriedad, a fin de proteger la salud y la vida de la población mexicana”.

Las ligeras palabras del presidente de México: “no es, según la información que se tiene, algo terrible, fatal. Ni siquiera es equivalente a la influenza”, o, a sus efectos: “Hay quien dice que, por lo del Coronavirus, no hay que abrazarse. Pero hay que abrazarse. No pasa nada”. Han salido a relucir en el presente informe.

Hace apenas una semana, los empleados del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, encargada de realizar las pruebas y atender a los afectados, elevó una protesta por la total “ausencia de protocolos” para actuar contra el virus, “el secretario de Salud llegó tarde a la fiesta del Coronavirus”, apuntaron.

Por su parte, el personal médico apunta directamente hacia el gobierno de AMLO por su reticencia a aceptar que la epidemia se propaga rápidamente entre los ciudadanos, limitando con ello la posibilidad de las pruebas, dificultando también el conocer cuál es la cantidad de casos que “casi seguro es muy superior” a los reconocidos oficialmente.

No fue, sino después de varias sentencias obtenidas por varias ONG en colaboración con activistas mexicanos que, el pasado 23 de marzo el gobierno de López Obrador reconoció que el COVID-19 se estaba propagando dentro de México.

Acusación de narcotráfico de EEUU contra Maduro provoca reacciones

Cartel de la DEA anunciando recompensa por información que conduzca a la captura y enjuiciamiento del gobernante venezolano Nicolás Maduro.

Después de que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos acusara formalmente al gobernante venezolano Nicolás Maduro de narcotráfico, y que el Departamento de Estado pusiera una recompensa de 15 millones de dólares por información que condujera a su captura, figuras prominentes de la política expresaron su parecer sobre el paso tomado por Washington.

Bob Menéndez, senador demócrata por Nueva Jersey, comentó en su cuenta de Twitter que "aunque la criminalidad de maduro sea indiscutible, los cargos del Departamento de Justicia no regresarán la democracia ni abordarán la crisis humanitaria que ha forzado a millones a huir de Venezuela".

El senador amplió que la administración Trump debe dar TPS a venezolanos en EEUU y expandir esfuerzos internacionales".

Por su parte, el senador republicano de la Florida Marco Rubio afirmó en una declaración escrita que “por demasiado tiempo, la empresa criminal de Maduro se ha enriquecido ilegalmente a través de la corrupción, el tráfico de drogas y el terrorismo. La acusación de hoy contra Nicolás Maduro y los miembros de su régimen es un paso sin precedentes para responsabilizar a muchos secuaces que han convertido un país democrático en un narcoestado”.

En el documento, Rubio aseguró que “los ciudadanos venezolanos acusados por el Departamento de Justicia han promovido el narcotráfico y el tráfico ilícito de drogas en nuestro hemisferio, amenazando la seguridad de los Estados Unidos y de nuestros aliados en la región. Estados Unidos no se detendrá hasta que prevalezca la justicia por estos crímenes".

El representante republicano por la Florida Mario Díaz-Balart comentó en un mensaje de Twitter que "los cargos revelados por el Departamento de Justicia identifican una amplia corrupción y criminalidad en los niveles más altos del régimen de Maduro".

Díaz-Balart enfatizó que "estos criminales que han saqueado los recursos de Venezuela y se han involucrado en tráfico de drogas deben ser llevados ante la justicia".

En su cuenta de Twitter, la Administración para el Control de Drogas (DEA, por su nombre en inglés) publicó un mensaje con las recompensas que el gobierno de EEUU está ofreciendo por información que lleve a la captura y enjuiciamiento de Maduro y otras altas figuras ligadas a su régimen.

Entretanto, Julio Borges, comisionado de Relaciones Exteriores del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, afirmó que es "el régimen de Nicolás Maduro es igual a narcotráfico y crimen organizado. Las FAN (Fuerzas Armadas) deben oír con mucha claridad las acusaciones de hoy contra la dictadura".

EEUU acusa de narcotráfico a Nicolás Maduro y ofrece recompensa por su captura

El gobernante venezolano Nicolás Maduro, durante una conferencia de prensa en el Palacio de Miraflores, en Caracas, el 12 de marzo del 2020.

El gobernante venezolano Nicolás Maduro fue formalmente acusado de narcotráfico este jueves por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Al hacer el anuncio en Washington, el secretario de Justicia estadounidense, William Barr, declaró que Maduro y sus asociados conspiran con facciones disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) para "desbordar a Estados Unidos con cocaína".

Por su parte, el Departamento de Estado anunció en una nota oficial recompensas de hasta 15 millones de dólares por información que conduzca al arresto y enjuiciamiento de Maduro.

Washington también incluyó en la lista de acusados a la segunda figura en importancia dentro del régimen chavista y presidente de la ilegítima Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello; el exgeneral Hugo Carvajal Barrios, el exdirector de la inteligencia militar, el exgeneral Clíver Alcalá Cordones, y el exvicepresidente Tareck Zaidan El Aissami.

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente.
Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente.

La nota del Departamento de Estado afirma que "el pueblo venezolano merece un gobierno representativo transparente y responsable que sirva a sus intereses y no traicione su confianza permitiendo que empleados públicos se involucren en el narcotráfico".

El Departamento de Estado también está ofreciendo hasta 10 millones por cada una de las otras figuras acusadas de narcotráfico.

"Mientras que ocuparon posiciones clave en el régimen de Maduro, estos individuos violaron la confianza pública al facilitar envíos de narcóticos desde Venezuela, incluyendo el control sobre los aviones que salieron de una base aérea en Venezuela y las rutas de la droga a través de puertos", precisó el texto.

El documento afirma que estas acciones de Washington demuestran el compromiso del Departamento de Estado de apoyar los esfuerzos para combatir el narcotráfico y el crimen organizado internacional.

"Estas recompensas se ofrecen bajo el Programa de Recompensas de Narcóticos (NRP) del Departamento de Estado. Más de 75 narcotraficantes de importancia han sido llevados ante la justicia bajo el NRP desde que comenzó en 1986. El Departamento ha pagado más de $130 millones en recompensas por información que condujo a esas detenciones", señala el comunicado.

Rechazan en Argentina el envío de personal médico cubano

Una doctora sale del Instituto de Medicina Tropical, Pedro Kouri, en La Habana.(APRamon Espinosa)

La propuesta del régimen cubano de mandar a 500 profesionales a prestar servicios en Argentina ha sido rechazada por políticos, médicos y asociaciones de salud de la nación suramericana y ha puesto de nuevo en la palestra pública la acusación a las autoridades de La Habana ante organismos internacionales por los presuntos delitos de “tráfico humano” y “esclavitud moderna”.

Lucila Lehmann, diputada argentina.
Lucila Lehmann, diputada argentina.

La diputada Lucila Lehmann, de la Coalición Cívica, es una de las que se oponen a la contratación de galenos cubanos.

“Cuba ha sido acusada en numerosas ocasiones ante la ONU y la OEA de explotación y esclavitud de los médicos que envía en las llamadas misiones humanitarias”, dijo a Radio Televisión Martí.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:36 0:00


“Los agentes de la Seguridad del Estado amenazan a los médicos y a sus familias, se apropian ilegalmente del 90% del salario que los países pagan, les quitan sus documentos para que no puedan escapar, al mejor estilo de esclavitud moderna, entre otros métodos de control", puntualizó.

Asimismo, la representante por la provincia de Santa Fe recalcó que “No podemos aprobar ningún acuerdo de cooperación con otro gobierno que implique que Argentina sea cómplice de semejantes condiciones laborales infrahumanas. Ninguna crisis, ninguna circunstancia lo justifica”.

Lehmann agregó que ya son conocidas denuncias de que las misiones médicas sirven para infiltración de agentes de la inteligencia cubana.

“Genera muchísima curiosidad, que luego del regreso de la actual vicepresidenta [Cristina Kirchner] de Cuba, surge esta posibilidad,


Además indicó que lo primero que tendría que hacer el gobierno argentino es determinar las necesidades y los recursos disponibles y citó la opinión de expertos que han manifestado que, más que capital humano, el problema que enfrentan los argentinos es la falta de infraestructura, equipamientos e insumos para combatir la pandemia.

Desde el Ministerio de Salud bonaerense confirmaron al diario La Nación "el ofrecimiento de Cuba de mandar a 500 profesionales", aunque aclararon que "no se empezó a tramitar nada".

Sin embargo el periódico Clarín informó este miércoles que a pedido de la provincia de Buenos Aires, Cuba enviará especialistas, en su mayoría emergentólogos y terapistas, que llegarán en los primeros días de abril para auxiliar en una eventual expansión del Covid 19.

“Genera muchísima curiosidad, que luego del regreso de la vicepresidenta [Cristina Kirchner] de Cuba, surge esta posibilidad, que podría sugerir que hay más bien acuerdos políticos y de financiamiento que una preocupación real por la salud de los argentinos”, concluyó la diputada Lucila Lehmann.

Por su parte, el Colegio de Médicos de la provincia de Buenos Aires manifestó esta semana, en un comunicado, su inconformidad con la contratación de galenos cubanos.

La entidad se refirió a la inexistencia de un convenio entre ambos países para el reconocimiento de los títulos del personal sanitario cubano que aspire a ejercer en la nación sudamericana.

A la vez recordó que “en la República Argentina hay médicos suficientes y con excelente capacitación para desempeñarse en las provincias” y que están dispuestos a trabajar siempre que se les sirvan las condiciones laborales y salariales justas, de igual manera que las que se ofrecen a los doctores cubanos.

El Colegio Médico aseguró que también las autoridades de La Pampa y del Chaco gestionan con el régimen de la Isla, “contratar médicos para trabajar en esas provincias argentinas”, lo que provocó que usuarios de Twitter empezaran a usar la etiqueta #NoALosMédicosCubanos.

Las misiones médicas reportan al gobierno de La Habana 6.400 millones de dólares anuales, de acuerdo a cifras oficiales; o sea el 43% de las exportaciones totales.

“Es una política de Estado, que combina lo económico, la venta de servicios para obtener divisas, y lo político. Es la estrategia para ganar legitimidad internacional e influencia dentro del país receptor", apuntó el historiador cubano Armando Chaguaceda en entrevista con Daniel Lozano, de El Mundo, sobre la estrategia médica de La Habana y la labor de sus médicos en el exterior.

Coronavirus avanza en América Latina mientras gobiernos toman medidas

Viajeros en una terminal de Bogotá, Colombia, esperan en línea para abordar un ómnibus.

Colombia se preparaba para una cuarentena obligatoria. Venezuela ordenaba un aislamiento más drástico en estados centrales. México pedía a todas las empresas que suspendan el trabajo que requiere el movimiento de personas. Ecuador ampliaba por varias horas el toque de queda.

Varios gobiernos regionales aumentaban restricciones de movilidad ante el incremento de los casos y nuevas defunciones e intentaban realizar más pruebas mientras habilitaban instalaciones médicas u hospitales para atender la emergencia sanitaria.

El número de infectados en Colombia alcanzó el martes 378 y tres fallecidos. Bogotá registra 120 contagios, el departamento del Valle 66 y Antioquia 52. El país se sumaba a otros de la región al implementar una cuarentena que se extenderá hasta el 13 de abril, advirtiendo que sancionará a los que la desatiendan.

Durante los días de aislamiento, los servicios de salud, como cirugías programadas y entrega de medicamentos, continuarán y los 12.000 hospitales a nivel nacional estarán disponibles, según las autoridades. Además, se ampliará la capacidad de camas en los hospitales de los militares y de la policía para atender la emergencia, se informó.

En Venezuela, ante el aumento de casos en Caracas y los estados centrales de Miranda y La Guaira, el mandatario Nicolás Maduro ordenó una cuarentena más extrema en esas regiones, que implicará que un solo miembro por familia podrá salir a las calles a realizar las compras esenciales.

En este país hay 84 contagios.

Ante la cuarentena, la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, realizó por primera vez una sesión virtual. El líder opositor, Juan Guaidó, denunció que “el Estado no tiene capacidad” para atender el agravamiento de la crisis venezolana y planteó que “necesitamos asistencia humanitaria”.

Por la tarde, el canciller Jorge Arreaza acusó en Twitter a Estados Unidos de negar los vuelos de la aerolínea estatal Conviasa, sancionada en febrero por el Departamento del Tesoro, y de otras empresas aéreas para traer de vuelta a 800 venezolanos varados en territorio estadounidense.

Maduro había exigido antes a Washington que levantara las sanciones económicas ante la pandemia.

Horas después, el presidente panameño Laurentino Cortizo declaró una cuarentena total e indefinida que comenzará el miércoles a las 5:01 am y se sumará al toque de queda que rige desde las 5 pm. Durante el aislamiento, los mayores de 60 años podrán salir a comprar alimentos y medicinas entre las 11 am y la 1 pm. El resto de las personas también tendrá dos horas diarias para salir, y su horario se determinará por el último número de su cédula de identidad personal, por ejemplo, un ciudadano cuyo documento acaba en 4, podrá salir a las 4pm.

En el país centroamericano hay 435 infectados y ocho defunciones. El 84,2 % de los contagiados están en aislamiento domiciliario y el resto hospitalizados.

En México, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dijo en conferencia de prensa que el trabajo que requiere que las personas se movilicen debe detenerse. La medida es una entre varias que el gobierno ya ha implementado. No hubo discusión sobre cómo se aplicaría o si habría sanciones.

Muchas compañías ya han implementado planes para tener empleados trabajando desde casa, pero la mayoría de las empresas permanecen abiertas, incluidos restaurantes y gimnasios.

Algunos mexicanos han criticado al gobierno por no implementar controles más estrictos mientras ven cómo el virus asola a los países más desarrollados.

López-Gatell dijo que el país estaba entrando en una segunda fase destinada a mantener el número de nuevas infecciones a un nivel que el sistema de salud pueda manejar. México tiene 367 casos.

Ecuador amplió un toque de queda que entrará en vigor a las 4pm en vez de las 7pm, luego de reportar un nuevo incremento en el número de contagios. A causa de la situación, un 70% del aparato productivo del país ha paralizado actividades, por lo que se está analizando prórrogas y extensiones en el pago de aportes a la seguridad social y otros, informó el gobierno.

La secretaria de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, dijo que hay 1.082 casos y 27 muertos. Agregó que están en cerco epidemiológico unas 1.311 personas. La provincia del Guayas sigue siendo el epicentro de la mayor cantidad de contagiados, con 826 casos.

En Chile se presentó el primer caso en Isla de Pascua o Rapa Nui --una posesión chilena en el Pacífico Sur-- mientras el gobierno aisló una barriada que presentó un brote importante por la práctica de ritos religiosos. Chile registraba un total de 920 y dos fallecidos.

En Perú, los muertos subieron a siete y los infectados a 416. El presidente Martín Vizcarra indicó que 23 infectados están hospitalizados y nueve de ellos en cuidados intensivos.

Por su parte, las autoridades cubanas informaron hay 46 casos. Una de estas personas falleció y otra fue evacuada. Un hombre fue dado de alta, aunque deberá permanecer en aislamiento por dos semanas.

El martes entró en vigor la suspensión de clases y la prohibición de llegada de turistas. Los que permanecen en la isla deberán recluirse en sus hoteles o casa de alojamiento.

En Argentina, con 301 casos, las autoridades confirmaron dos nuevas muertes, con lo cual la lista de víctimas asciende a seis.

El ministerio de Seguridad confirmó que 1.229 personas fueron detenidas en el espacio público desde el viernes, cuando se impuso la cuarentena obligatoria, hasta el martes, por incumplir con la medida. A su vez, 20.403 personas fueron demoradas por las Fuerzas de Seguridad y luego por orden de la justicia enviadas a sus hogares para quedar en cuarentena.

En América Latina se reportan de momento más de 6.000 contagiados y más de 90 muertos. Brasil está a la cabeza de los contagios y víctimas, con más de 1.960 y 30 defunciones reportadas, y le siguen Ecuador y Chile.

En todo el mundo, más de 417.000 personas se han infectado y más de 18.600 han muerto por el coronavirus, pero la mitad de los que alguna vez fueron contagiados se han recuperado. La mayoría de los enfermos presenta síntomas leves como fiebre o tos, pero las personas mayores o que tienen otros problemas de salud pueden sufrir complicaciones graves.

Cargar más

XS
SM
MD
LG