Enlaces de accesibilidad

Relaciones EEUU-Cuba

¿Han sido efectivas las políticas de Trump hacia Cuba? experto en negocios de EEUU en la isla responde ...

El Teatro Nacional de Cuba, el 22 de marzo de 2016, poco antes de las declaraciones de Barack Obama y Raul Castro. (Yuri Cortez / AFP).

La relación entre Cuba y Estados Unidos depende de los países "salvadores" de la isla, particularmente de Venezuela, no del próximo ocupante de la Casa Blanca, dice en una entrevista con la agencia Efe John Kavulich, presidente de la entidad privada Consejo Comercial y Económico cubano-estadounidense.

"Cuanto menos pidan los salvadores que Cuba haga para mejorar su economía y su sociedad, menos Cuba querrá comprometerse o volver a comprometerse con Estados Unidos", manifiesta.

Para el experto, la suerte de la relación de ambas naciones a partir de 2021 no depende de un segundo mandato del republicano Donald Trump ni de un primero del demócrata Joe Biden, que se enfrentarán en las presidenciales el próximo 3 de noviembre.

Kavulich precisa que "los salvadores tradicionales, Rusia y particularmente China ya no están disponibles".

Sobre Venezuela considera que las presiones de Trump al gobierno de Nicolás Maduro "han tenido más impacto en Cuba" que las que ha ejercido directamente sobre el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

Si Trump gana la reelección, Díaz-Canel tendrá que desarrollar e implementar una estrategia para sobrevivir hasta el 20 de enero de 2025 o una para negociar, "y eso significará la transición de su dependencia sobre el petróleo de Venezuela".

Kavulich considera que "las políticas de la administración Trump, directa e indirectamente, hacia Cuba han sido efectivas".

En ese sentido detalla que "la mayoría de los cambios comerciales, económicos y políticos que la administración de Díaz-Canel ha introducido y luego implementado han sido debido a la interrupción en las entregas de productos energéticos de Venezuela a Cuba y la disminución del apoyo financiero de Venezuela a Cuba".

Agrega que son cambios, como "la fusión de las monedas y alentar a los exportadores autónomos", que el Gobierno de La Habana "preferiría no hacer" si no fuera por las presiones externas.

Por otro lado, considera que las restricciones del gobierno republicano de EE.UU. a las remesas, los viajes y la actividad diplomática "son significativas", pero señala que "irónicamente" han llevado a que Cuba se vuelva "más eficiente, más elástica en la forma en que administra su economía".

EN VEREMOS LA RESPUESTA EUROPEA

Por otro lado, sobre la activación por parte de Trump de la posibilidad de demandar en EE. UU. a aquellos que han usufructuado propiedades confiscadas en Cuba tras la revolución de 1959, dice que demostró que las "amenazas" de la Unión Europea (EU) "han sido huecas".

Trump activó por primera vez a partir de 2019 el Título III de la Ley Helms Burton (Ley Libertad), que desde su creación en 1996 había sido suspendido consecutivamente cada seis meses por los gobiernos de Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama.

Esa decisión de mantener congelada ese parte de la ley era, entre otras cosas, para evitar conflictos con terceros países, especialmente europeos, como España, que son los que tienen mayor interés en la infraestructura turística en la isla.

Ese título, que permite demandas de cubano-estadounidenses y estadounidenses en tribunales de este país en busca de indemnizaciones, ha facilitado hasta el momento 28 de estas querellas a empresas como la naviera Carnival, Amazon y cadenas hoteleras españolas, entre muchas otras.

Kavulich recuerda que "desde hace un año" la UE dijo que contrataría un bufete de abogados en EE. UU. para representar sus intereses junto con los acusados europeos demandados bajos los títulos III, y también el IV, que niega visados a aquellos empresarios que estén participando de inversiones en propiedades confiscadas.

"Hasta ahora, no lo ha hecho. Y han pasado casi seis meses desde que Iberostar de España, un acusado de la Ley Libertad, solicitó una carta de la UE relacionada con su defensa. Hasta la fecha, no hay carta".

Sobre los reveses que por ahora han tenido la mayoría de los demandantes en los tribunales de EE. UU., Kavulich dice que los jueces estadounidenses "quieren asegurarse de que los demandantes y los acusados tengan la oportunidad de presentar su caso".

"La Ley Libertad ha sido bastante generosa al permitir que todas las partes expresen su opinión", señala.

DESAFÍO PARA EMPRESAS DE EEUU

Kavulich pinta actualmente "un panorama inmensamente desafiante" para las organizaciones en Estados Unidos que se enfocan en Cuba, ya sean aquellas que se dedican a la promoción o las que comercian ya sea con la continuación de un gobierno Trump y, "como mínimo, en la primera parte de una administración Biden".

En ese sentido, resalta que "para Estados Unidos la resolución de asuntos relacionados con Venezuela seguirá siendo mucho más importante que los asuntos relacionados con Cuba".

Para Kavulich, "se ha extinguido el interés de las empresas estadounidenses en exportar, importar y prestar servicios a Cuba".

Sin embargo, advierte de que ese entusiasmo ya había "ido menguando" desde los dos últimos años del gobierno de Obama (2009-2017) "cuando Cuba no permitió que las empresas estadounidenses participaran plenamente en la economía".

Kavulich critica por otro lado que Obama, que emprendió a partir de 2014 un deshielo con el entonces gobierno de Raúl Castro, "no exigió condicionalidad o reciprocidad con respecto a lo que se permitiría hacer a las empresas estadounidenses en Cuba".

Ambos gobiernos "fueron cómplices de su negligencia por no mirar más allá del final del mandato del presidente Obama y ver que a menos que la relación bilateral fuera profunda y amplia, sería interrumpida".

Trump, que se ha dedicado desde el primer año de su mandato a revertir el acercamiento de Obama con Cuba, la interrumpió, recalca Kavulich.

Vea todas las noticias de hoy

EEUU asegura que sus diplomáticos mantendrán contactos con activistas cubanos

Un guardia de seguridad vigila la entrada a la Embajada de EEUU en La Habana.

El gobierno de Estados Unidos reafirmó este martes que mantendrá sus contactos habituales con los activistas de derechos humanos en Cuba, luego que funcionaros del régimen de La Habana acusaran a diplomáticos estadounidenses de interferencia en los asuntos internos.

“Hacerlo no solo es aceptable, es imperativo”, dijo a este reportero un portavoz del Departamento de Estado.

Mencionó además, el hecho de que los diplomáticos de Cuba en EEUU se reúnen habitualmente con sus contactos: “Es una práctica diplomática normal reconocida en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas que los funcionarios consulares se reúnan con una variedad de contactos en la sociedad”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, acusó este lunes al Gobierno del presidente Donald Trump de estar "involucrado directamente en el financiamiento y orientación para que en Cuba se cometan acciones de desobediencia civil y actos ilegales contra el orden público".

También Carlos Fernández de Cossío, director del Buró de Estados Unidos del Minrex, llamó a consulta el pasado sábado al Encargado de Negocios de Estados Unidos, Timothy Zúñiga-Brown, por su apoyo al Movimiento San Isidro.

Durante una comparecencia realizada en la emisión estelar del Noticiero Nacional de Televisión, Fernández de Cossío repitió las acusaciones contra el diplomático estadounidense y mostró imágenes de la presencia y actividad del Encargado de Negocios en el barrio de San Isidro.

En este sentido el portavoz del Departamento de Estado fijó la postura del gobierno estadounidense hacia los activistas.

“Condenamos enérgicamente el hostigamiento del régimen cubano a activistas que protestan pacíficamente por el encarcelamiento del defensor de derechos humanos Denis Solís González, miembro del Movimiento San Isidro (MSI)”.

El vocero del Departamento de Estado señaló que la semana pasada el régimen hizo promesas a los manifestantes pacíficos, prometió escuchar a su pueblo y entablar un diálogo, así como promesas de una mayor libertad de reunión.

“El régimen ha roto esas promesas. Debe explicar no solo por qué niega a los cubanos sus derechos inalienables, sino que ni siquiera les permite lo que él mismo acordó hace una semana”, dijo el portavoz.

EEUU llama desvergonzado al régimen cubano por su represión al Movimiento San Isidro

Asedio a la sede del Movimiento San Isidro, en La Habana Vieja (Tomado de Facebook de Leo Fernández).

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, llamó desvergonzado al régimen comunista cubano en relación con su proceder contra el Movimiento San Isidro.

Kozak dijo este lunes en su cuenta de Twitter que los “gobiernos legítimos no temen el diálogo con su propia gente”.

Omara Ruiz Urquiola junto al líder del Movimiento San Isidro, el artista independiente Luis Manuel Otero Alcántara.
Omara Ruiz Urquiola junto al líder del Movimiento San Isidro, el artista independiente Luis Manuel Otero Alcántara.

“El régimen cubano teme cumplir los acuerdos que hizo la semana pasada con artistas y figuras culturales cubanas, ya que eso reconocería su derecho a expresarse”, dijo Kozak.

El alto diplomático estadounidense no se limitó a la hora de juzgar la actuación de la dictadura cubana al decir que “en cambio, los reprime y los llama mercenarios. Desvergonzado”.

Kozak y el equipo de Biden se pronuncian sobre artistas de Cuba

Una manifestación pro San Isidro realizada por cubanos en Barcelona, España (STR/AFP).

El gobierno de Estados Unidos afirmó que Cuba rápidamente rompió el acuerdo que había logrado con artistas e intelectuales que habían protestado frente al Ministerio de Cultura contra la represión en la isla.

El subsecretario de Estado Michael Kozak dijo que después de la protesta pacífica realizada el viernes por el Movimiento San Isidro y otros artistas e intelectuales, el gobierno de Cuba acordó abordar las preocupaciones del grupo, pero poco tiempo después siguió con su política de represión e insultos.

"Los cubanos merecen el derecho a la libertad de expresión y un gobierno que cumpla sus promesas", dijo Kozak por medio de Twitter.

Varios artistas cubanos han dicho que pocas horas después de la reunión del viceministro de Cultura Fernando Rojas con una treintena de artistas/manifestantes, el régimen comenzó a violar lo acordado, al acosar a miembros del Movimiento San Isidro y difamarlos en los medios de prensa.

El equipo de seguridad nacional del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, también se refirió a la crisis en Cuba.

"El pueblo cubano debe poder ejercer el derecho universal de la Libertad de Expresión", dijo Jake Sullivan, nominado al cargo de Asesor de Seguridad Nacional.

Congresistas piden a Trump que amplíe los canales de ayuda para Cuba

El legislador estadounidense Jim McGovern muestra un retrato junto a Fidel Castro, en un acto en el Museo Ernest Hemingway, en marzo del 2019 (Alexandre Meneghini/Reuters).

El congresista James McGovern, presidente del Comité de Reglas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, y el congresista Eliot Engel, presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara, expresaron por medio de un comunicado su desacuerdo con las medidas tomadas por la administración Trump que afectan el envío de remesas a Cuba.

“Condenamos las medidas recientemente anunciadas por el Departamento del Tesoro que resultará en un cese efectivo de las remesas a Cuba”, dicen ambos legisladores demócratas.

Los dos consideran que prohibir el envío de remesas por medio de empresas controladas por las Fuerzas Armadas cubanas restringirá aún más el apoyo al sector privado emergente en la isla.

“En lugar de respaldar al pueblo cubano y garantizar que los cubanoamericanos tengan derecho a apoyar a sus seres queridos en la isla, esta política inhumana privará a los cubanos comunes de los recursos básicos”, opinan McGovern y Engel.

Los congresistas aseguran que esta decisión afectará más al pueblo cubano que al régimen ya que limitará más las maneras en las que los cubanoamericanos pueden mantener a sus familias durante estos tiempos difíciles.

Aproximadamente 700,000 cubanos que viven en Estados Unidos envían remesas a Cuba cada año a sus familiares.

Según los congresistas, cerrar esta vía en medio de una pandemia y la crisis económica que vive la isla, sería “acabar con un salvavida crucial para los cubanos”.

"Si bien la administración Trump argumenta que apoya al pueblo cubano, sus políticas están teniendo el efecto contrario”, asegura el comunicado.

En ese sentido, ambos legisladores hacen un llamado a la administración Trump para “ampliar los canales de contacto y apoyo” entre el pueblo de Cuba y sus familiares residentes de Estados Unidos.

Mara Tekach: Cuba "sabe lo que tiene que hacer" para que las remesas se mantengan

"Existen canales para las remesas que no sean las Fuerzas Armadas", dijo Tekach.

La coordinadora de la Oficina de Asuntos Cubanos del Departamento de Estado, Mara Tekach, dijo al portal digital Diario de Cuba que el régimen de La Habana "sabe que existen canales para las remesas que no sean las Fuerzas Armadas" y lo que tiene que hacer para que ese servicio se mantenga.

Tekach, quien entre 2018 y 2020 fue la máxima responsable de la Embajada estadounidense en La Habana, hace estas declaraciones a propósito de la decisión de Washington que prohíbe el envío de remesas a la isla a través de empresas controladas por los militares.

La medida, que entrará en vigor el próximo 27 de noviembre, supondrá la suspensión del servicio de la empresa estadounidense Western Union en Cuba.

Aunque la diplomática no quiso especificar sobre alternativas a Western Union para que los cubanos envíen dinero a sus familias, si recordó que hay muchas opciones, y que las remesas han llegado a la Isla por variadas formas durante años.

"Las opciones (para envío de remesas a Cuba) en este momento están creciendo en variedad", agregó Tekach.

En cuanto a la duda de que el régimen cubano o los mismos militares pudieran implementar otras formas de seguir accediendo a las remesas y controlando ese ingreso de divisas, Tekach aclaró que el sistema de sanciones creado por Washington lo impediría. "Está diseñado para prohibir que las remesas fluyan a través de las Fuerzas Armadas y para controlar que no fluyan a través de ellas", dijo.

La diplomática hizo énfasis en que el tema principal sobre Cuba es el de "las violaciones a los Derechos Humanos a las que el régimen somete al pueblo".

Al referirse a las acusaciones que La Habana hace sobre Estados Unidos, con las que pretende responsabilizar a ese país de su situación, Tekach mencionó una larga lista de atenciones y ayudas que EEUU tiene para con Cuba, entre ellas, el envío de "volúmenes masivos de productos agrícolas, medicinas y equipos médicos y muchos bienes humanitarios".

La funcionaria recordó que "desde 1992 el Gobierno de los EEUU ha autorizado la exportación de 1.000 millones de dólares de esos bienes a Cuba". También mencionó en la entrevista que solo en 2019, "EEUU exportó 3,7 millones de dólares en medicinas y equipos médicos a Cuba".

La alta diplomática también trajo a colación las miles de libras de donaciones humanitarias enviadas por exiliados desde Miami, que ayudarían a unas 15 mil familias cubanas que la esperan desde agosto, y que el régimen no ha permitido distribuir.

Tekach expresó, además, que hay que recordarle al mundo lo que está ocurriendo en Cuba, donde "la opresión se mantiene en niveles horrorosos".

"El régimen sistemáticamente aplica detenciones arbitrarias como una herramienta para suprimir las libertades de su pueblo. Y lo ha hecho por décadas. Todos estos testimonios que estamos viendo no los podemos ignorar (...) el mundo no puede apartar la mirada", concluyó Tekach.

Cargar más

XS
SM
MD
LG