Enlaces de accesibilidad

Cuba

El régimen cubano acusa a los coleros, acaparadores y revendedores

Cubanos hacen colas fuera de las tiendas para comprar pan en San José de las Lajas (Yamil Lage / AFP).

El régimen ha desatado una contienda contra los llamados coleros, acaparadores y revendedores a los que califica como estafadores y ladrones y culpa, junto al embargo, del desabastecimiento actual.

“Existen los coleros porque hay un desabastecimiento producido por un sistema centralizado de distribución que es incapaz de proveer a la población. Están atacando el efecto pero no la causa”, dijo a Radio Televisión Martí, el activista Jorge Amado Robert Vera, residente en Santiago de Cuba.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:40 0:00

“El Estado hace la misma función que los revendedores. Compra un producto en el exterior y luego lo vende a la población cubana a un precio muchas veces más alto del que lo adquirió, y lo vende, incluso, en una moneda con la cual no le paga a sus ciudadanos”.

Con el respaldo de la prensa oficial, la Policía Nacional Revolucionaria, PNR, lanza operativos para identificar a coleros que pueden ser sancionados hasta a 2 años de cárcel si persisten en su actividad. Condenas mayores reciben los acaparadores y revendedores.

“El revendedor le está facilitando a otra persona el producto que le hace falta. Y así él también se busca su dinero. Es su trabajo, pero, como tantos otros, ilegal. Generalmente estas son personas que no reciben remesas. No están haciéndole daño a nadie, daño está haciendo el Gobierno porque hay lugares en los que no suministra productos alimenticios o lo hace en muy poca cantidad”, indicó el habanero Jovian Díaz, que tiene un perfil en Facebook llamado “Cuba x dentro”.

“La existencia de este personaje ayuda a gente que, por una razón o por otra, no puede pasarse horas haciendo una cola, a que pueda adquirir los bienes que necesita, pagando un turno a un colero porque a los mercados nunca llega la mercancía suficiente para todos”, añadió Díaz.

El joven destacó que el colero vive de su esfuerzo. “Se levanta de la cama a las 2 o las 3 de la mañana para ir a la tienda a marcar varias veces y allí ‘echa’ más de 8 horas cuidando los puestos que ha logrado en la fila. Es una forma de buscarse la vida, un trabajo también”, acotó.

Un sitio entre los primeros de las colas para comprar alimentos o productos de aseo cuesta, según la región, entre uno y diez CUC. En las tiendas para la venta de electrodomésticos el precio de un turno oscila entre 50 y 150 CUC.

En la provincia de Sancti Spíritus el periódico Vanguardia informó que las autoridades han identificados a 89 coleros; 30 de ellos fueron multados con la suma de entre 1,000 a 3,000 pesos, mientras que otros 4 resultaron procesados penalmente y se les impusieron sanciones de privación de la libertad y trabajo correccional.

Desde el inicio de la pandemia, en Cuba se ha penalizado a 1,285 coleros hasta el momento.

Vea todas las noticias de hoy

60 casos nuevos de coronavirus en Cuba

Reparto Altamira, en Santiago de Cuba, zona en cuarentena por coronavirus. (Captura de foto/Sierra Maestra)

El Minsap ha registrado 60 nuevos casos positivos de coronavirus en Cuba al cierre del 28 de noviembre.

Se encuentran ingresados para vigilancia clínica epidemiológica 3.864 pacientes, sospechosos 870, en vigilancia 2.483 y confirmados 511.

El país acumula un millón 103.641 muestras realizadas y 8.233 positivas.

Del total de casos (60): 23 fueron contactos de casos confirmados, 33 con fuente de infección en el extranjero y sin fuente de infección precisada, cuatro.

47 de los 60 casos positivos fueron asintomáticos acumulándose.

Donde más se han registrado contagios fue La Habana con 17 casos y la provincia Pinar del Río con 6 casos.

Liberada Anamely Ramos después de ser detenida por varias horas

Anamely Ramos, curadora de arte y miembro del Movimiento San Isidro.

Después de varias horas, la curadora de arte y miembro del Movimiento San Isidro, Anamely Ramos, fue liberada en horas de la mañana del sábado, informó a Radio Televisión Martí la periodista independiente Iliana Hernández.

Ramos fue detenida por segunda vez en la semana por cuerpos de Seguridad del Estado después de que irrumpieran ilegalmente en la sede del Movimiento San Isidro con la excusa de que eran médicos atendiendo casos de violación de protocolo de Covid-19.

Anamelys Ramos es liberada y las viviendas de los activistas del MSI se encuentran vigiladas por el régimen
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:31 0:00

Ramos se encuentra en este momento en la vivienda de Omara Ruiz Urquiola quien también fue detenida la noche del jueves y puesta en libertad horas más tarde. "En estos momentos Anamely está en la casa de Omara Ruiz Urquiola sin teléfono porque le 'resetearon' (el aparato) y no hay manera de que le funcione", dijo Iliana Hernández.

"Las viviendas de los activistas del Movimiento San Isidro se encuentran en estos momentos vigilados por la seguridad del régimen. (Anamely) Sigue sitiada en casa de Omara, yo también estoy sitiada aquí en Cojímar. Yo estoy doblemente sitiada porque tengo patrulla por todos lados y una joven que está en la esquina está vigilándome", informó Hernández.


Eran cientos de manifestantes frente el Ministerio de Cultura; hubo diálogo, gas pimienta y corte de electricidad

Cientos de manifestantes el 28 de noviembre en la madrugada frente al Ministerio de Cultura (Reuters).

Cientos de personas se sumaron a las protestas el viernes a la noche frente al Ministerio de Cultura hasta terminar la reunión entre representantes de los artistas cubanos que apoyan al Movimiento San Isidro (MSI) y el viceministro de Cultura Fernando Rojas.

Uno de los puntos acordados: el régimen va revisar la declaración que tilda de mercenarios a los integrantes del MSI.

"Presionado por cientos de artistas independientes, el gobierno cubano se abrió al diálogo", dijo 14ymedio.

Algunos de los puntos acordados, según una lectura que Katherine Bisquet dio frente a los manifestantes: se va abrir un canal de diálogo con la instituciones. Se van a interesar por las situaciones del rapero Denis Solís y del artista Luis Manuel Otero Alcántara, con urgencia. Se va organizar una agenda de trabajo múltiple. Hay tregua con los espacios independientes; podrá haber reuniones en los espacios independientes sin ser hostigados.

Además, "la oficialista Asociación Hermanos Saíz, cuyo representante acompañaba al ministro en la reunión, aceptó revisar el comunicado donde tildada a los miembros del Movimiento San Isidro de "mercenarios al servicio de Estados Unidos", precisó 14ymedio.

"Las partes acordaron que el ministro de Cultura, Alpidio Alonso, que no estaba oficialmente en La Habana en ese momento, se reunirá con los artistas independientes a partir del 2 de diciembre con una agenda de trabajo", añadió el diario digital.

Durante la lectura de lo acordado, estuvo presente la agencia de prensa Reuters. Muchos aplausos se escucharon cuando fueron mencionados los nombres de Solís y Otero Alcántara.

Entre los artistas presentes en la protesta estaban Roberto Carcassés, Jorge Perugorría, Mario Guerra, Tania Bruguera, Fernando Pérez, Carlos Lechuga, René de la Cruz, y Leoni Torres.

Muchos de ellos hicieron declaraciones a la prensa. "Estos jóvenes están exigiendo ser escuchados", dijo Torres entre los aplausos.

A pesar del diálogo, hubo problemas. Reuters informa que se cortó la luz cuando mas de 200 personas estaban en la protesta, "pero el ánimo de la gente se mantuvo vibrante".

CiberCuba y el Movimiento San Isidro denunciaron que las autoridades usaron gas pimientas para impedir a los jóvenes llegar al lugar.

"Tras elegir a los 30 representantes que entrarían a dialogar con las autoridades (además de Rojas, estaban Marta Bonet, de la UNEAC, y Yasser Toledo, de la Asociación "Hermanos Saíz"), la mayoría de los manifestantes se mantuvo en las afueras del Ministerio, aplaudiendo cada 15 minutos, tocando música, recitando poemas y cantando para darse ánimos", informa CiberCuba.

Mario Díaz-Balart y Bob Menéndez denuncian brutal asalto a sede del Movimiento San Isidro

Desalojo en San Isidro. (Maykel González Vivero/Twitter)

El congresista Mario Díaz-Balart y el senador Bob Menéndez, republicano y democráta respectivamente y ambos de origen cubano, denunciaron "el brutal asalto" y clausura de la sede del disidente Movimiento San Isidro en La Habana por parte de las fuerzas represivas de la dictadura cubana.

Díaz-Balart escribió que sigue “pendiente de esta situación, y demando que todos los presos políticos sean liberados de inmediato. ¡Libertad para Cuba!”

Por su parte, Menéndez escribió también en Twitter que “el régimen de @DiazCanel allanó la sede @Mov_sanisidro, sacó a sus miembros, y tumbó las redes sociales en toda Cuba para bloquear noticias sobre su acto de represión. Urgente que @ICRC reciba acceso a estos activistas y que se respeten sus derechos ya! #FreeDenisSolis”.

El ataque efectuado por las fuerzas de la Seguridad del Estado cubana contra los integrantes del Movimiento San Isidro en horas de la noche del 26 de noviembre, ha desatado una ola de protestas a nivel internacional y, una tras otra, las voces de políticos y defensores de los derechos humanos se alzan, dejando en claro su rechazo a la actuación del régimen y su apoyo y solidaridad con los jóvenes artistas que permanecían en huelga de hambre.

Otero Alcántara y Anamely Ramos considerados presos de conciencia por Amnistía Internacional

Manuel Otero Alcántara en compañía de Anamely Ramos en nombre del movimiento San Isidro hicieron entrega en el Tribunal Provincial de la Habana un Ave Verum Corpus por la libertad del músico y hermano de lucha, Denis Solís.

“El artista Luis Manuel Otero Alcántara y la académica Anamely Ramos González son presos de conciencia, encarcelados únicamente por sus creencias sostenidas conscientemente”, ha declarado Amnistía Internacional (AI).

qué tipo de estado intenta aplastar las ideas robando despiadadamente a las personas su derecho a la libertad de expresión

En el artículo publicado por AI se exige que ambos prisioneros de conciencia “deben tener acceso inmediato a la comunicación con el mundo exterior y ser liberados”, a la vez que denuncian el hecho de que hasta el momento de redactado el artículo, Otero Alcántara y Ramos “se encuentran recluidos en régimen de incomunicación, sin acceso a la comunicación con el mundo exterior”, y añaden que ambos son mantenidos en dirección desconocida.

Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de AI, ha dicho respecto a los miembros del Movimiento San Isidro detenidos que “Estos activistas pueden ser irreverentes, pueden estar criticando a las autoridades de una manera que les resulta incómoda y han generado una gran atención internacional esta semana con su activismo pacífico y el uso de las redes sociales, pero qué tipo de Estado intenta aplastar las ideas robando despiadadamente a las personas su derecho a la libertad de expresión”?

AI recuerda que Luis Manuel Otero Alcántara había sido nombrado prisionero de conciencia en pasado mes de marzo, durante su detención por oponerse al polémico Decreto 349 “que censura a los artistas”.

Respecto a la académica Anamely Ramos, AI expresa su preocupación porque Ramos fue detenida dos veces al negarse a aceptar la reclusión domiciliaria.

Cargar más

XS
SM
MD
LG