Enlaces de accesibilidad

Inmigración

Acuerdos de Honduras con EEUU y Cuba pondrían a migrantes cubanos entre la espada y la pared

Los presidentes de Estados Unidos y Honduras, Donald Trump y Juan Orlando Hernández, durante la firma del acuerdo el miércoles en Nueva York.

La firma de un acuerdo de cooperación y asilo entre Estados Unidos y Honduras pondría a los migrantes cubanos entre la espada y la pared, porque si al llegar a la frontera de México con EEUU son enviados de vuelta a Honduras, el gobierno de la nación centroamericana los devolvería inmediatamente a Cuba, como ha anunciado el presidente hondureño Juan Orlando Hernández.

Fue el domingo cuando el Presidente Hernández hizo ese anuncio. Sin embargo, la tarde del jueves, la agencia Reuters informaba que, en virtud del acuerdo con Estados Unidos, Honduras acogería a los cubanos.

Pero no queda claro si esta última declaración se refiere a los que enviaría el gobierno de Donald Trump después que llegaran a la frontera, o a los que entren a Honduras desde el sur en el avance hacia Estados Unidos.

La tarde del jueves, la Casa Presidencial de Honduras remitió a radiotelevisionmarti.com al vocero presidencial Jerry Carvajal. Al entablar comunicación con Carvajal y hacerle la pregunta, la llamada se interrumpió y no fue posible volver a hablar con él.

Cuba es el principal país de origen de los migrantes irregulares que han llegado al país centroamericano en lo que va de año, cuando se ha registrado el ingreso ilegal de 16,244 cubanos.

Datos del Instituto Nacional de Migración, divulgados recientemente por el diario hondureño La Prensa muestran que se trata de un patrón migratorio que lleva varios años: entre enero de 2014 y septiembre de 2019, un total de 50,193 cubanos ingresaron a Honduras.

Al margen de la 74 Asamblea General de la ONU, Hernández y el Presidente Donald Trump presenciaron el miércoles en Nueva York la firma del acuerdo, suscrito por el secretario interino de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kevin McAleenan, y el canciller hondureño Lisandro Rosales.

“Con Cuba estamos por firmar en este momento un convenio de que si aparece un cubano migrante irregular, inmediatamente lo regresamos a Cuba”, declaró el presidente hondureño el domingo entrevistado por Edgardo Melgar en el programa 30/30, de Canal Tres de Honduras.

El miércoles en Nueva York, el presidente Trump elogió ampliamente al mandatario hondureño.

“Quiero felicitarlo a usted y a su país, decirle que ha hecho una labor fantástica; mi equipo ha trabajado muy bien con usted”, le dijo Trump a Hernández al concluir la ceremonia. “Estaremos con usted y trabajaremos juntos y vamos a hacerlo aún mejor para ambos, Estados Unidos y vuestro país”.

No se dieron a conocer los detalles del acuerdo ni cuándo entra en vigor, pero la Casa Blanca inició recientemente una campaña informativa según la cual no es correcto llamar “tercer país seguro” a Honduras, ni tampoco a Guatemala y El Salvador --con los cuales se firmaron antes pactos similares--, ni referirse a las tres naciones como el “Triángulo Norte”.

“Debido a este trabajo conjunto, la inmigración ilegal no será permitida de ninguna forma”, manifestó la semana pasada Mauricio Claver-Carone, director de la división del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional. “Herramientas falsas como usar el asilo para emigrar por razones económicas” no será posible, dijo.

El término de “tercer país seguro”, observa la BBC, nació en la Convención Sobre el Estatuto de Refugiados celebrada en Ginebra en 1951. Establece que “cuando una persona abandona su país para solicitar asilo en otro, este segundo país puede negarse a recibirlo y remitirlo a un tercero que considere que puede darle las mismas atenciones”.

Sin embargo, el Estatuto pone como condición que ese “tercer país seguro” se comprometa a no devolver al solicitante de asilo a su país de origen, lo cual incumpliría Honduras por el acuerdo que firmará con La Habana para repatriar a los cubanos en cuanto lleguen a territorio hondureño, como anunció el presidente Hernández este domingo.

En una reunión con el mandatario salvadoreño Nayib Bukele, efectuada también al margen de la Asamblea General de la ONU, Trump elogió los acuerdos regionales. “Esto es bueno para todos nosotros”, aseguró.

Después que la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos le dio luz verde a la Casa Blanca para rechazar solicitudes de asilo a quienes no lo hubieran pedido antes en un país de tránsito, los acuerdos con Honduras, Guatemala y El Salvador completan la estrategia del Presidente Trump para frenar el flujo de migrantes en la frontera sur.

En un reporte sobre derechos humanos publicado en 2018, el Departamento de Estado reconoció las críticas condiciones sociales de Honduras.

“Los elementos delictivos organizados, entre ellos pandillas locales y transnacionales, así como narcotraficantes, fueron perpetradores importantes de crímenes violentos y cometieron actos de homicidio, extorsión, secuestro, tortura, tráfico humano, intimidación y otras amenazas y hechos violentos contra los defensores de derechos humanos, autoridades judiciales, abogados, la comunidad empresarial, periodistas, blogueros, mujeres y miembros de poblaciones vulnerables”, dice el informe.

El secretario interino McAleenan anunció el lunes un paquete de 47 millones de dólares para ayudar a que Guatemala forme su propio sistema de asilo. Se ignora el tipo de asistencia que podría ser otorgada a El Salvador y Honduras.

[Con información de Associated Press, Reuters, la prensa hondureña y redes sociales]

Vea todas las noticias de hoy

Asesinan a pareja de migrantes cubanos en México

Pareja de cubanos asesinados en México. (Facebook: German Burgos Soberanis)

Una pareja de cubanos fue asesinada en la colonia Luis Gómez Zepeda, en el estado mexicano de Tabasco, informaron medios locales.

Las autoridades localizaron a las víctimas degolladas el martes por la mañana en una cuartería, según informó en Facebook un periodista local.

Los fallecidos fueron identificados como Manuel Becerra y Mariam Formíngo, informó en la red social German Burgos Soberanis, de Reporte Tenosique. El comunicador agregó que los padres de los jóvenes estaban reclamando los cuerpos a las autoridades para repatriarlos.

El diario local Tabasco Hoy dijo que el crimen podría ser el resultado de un asalto. Un tercer cubano que vivía en el apartamento está desaparecido.

La Fiscalía General del Estado ya inició las investigaciones del crimen. La nacionalidad de las víctimas se conoce por declaraciones de los vecinos.

Arrestan a dos balseros cubanos en los Cayos de Florida

La embarcación en la que arribaron los balseros. (Foto: Aduanas y Protección Fronteriza Florida/Facebook)

Las autoridades migratorias detuvieron este viernes a dos inmigrantes cubanos de un grupo mayor que arribó en una embarcación a los Cayos de Florida.

Los detenidos serán deportados a la isla, informó a Efe Keith Smith, portavoz de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) del estado.

Precisó que oficiales de la Patrulla Fronteriza de la estación en el islote de Marathon fueron alertados por la Oficina del Alguacil del condado Monroe, donde está este archipiélago, sobre "tráfico marítimo" de varios inmigrantes.

Señaló que la Patrulla Fronteriza investigan las circunstancias y los informes sobre varios inmigrantes que habrían llegado al área junto con los que fueron detenidos, otros siete, según medios locales.

"Dos personas han sido detenidas y serán procesadas para su remoción", dijo Smith.

En septiembre pasado las autoridades migratorias de Estados Unidos deportaron el mayor grupo de cubanos (120) en un vuelo a La Habana como parte de un acuerdo firmado durante los últimos días de la presidencia de Barack Obama (2009-2017) por el cual la isla se comprometía a recibir a los repatriados.

A finales de su mandato, Obama además canceló la política "pies mojados/pies secos" decretada en 1995, mediante la cual los cubanos que tocaban territorio estadounidense eran favorecidos con la Ley de Ajuste Cubano y podían quedarse en el país e incluso obtener residencia permanente, mientras que los otros eran deportados a la isla.

Poco antes de la eliminación de ese beneficio, en el Estrecho de Florida se registró un inusual arribo de migrantes provenientes de ese país, en vista de que muchos anticiparon el fin de "pies mojados/pies secos", ola migratoria que ha decaído en los últimos años.

Tras la cancelación de la política, el cruce de los llamados "balseros" se redujo notablemente y se volvieron más inusuales, pero este año son cada vez son más frecuentes las interceptaciones de cubanos en el Estrecho de Florida.

Niegan asilo en EEUU a rapero cubano, pero le suspenden orden de deportación

Henry Lazo Martínez en una foto de archivo (Captura de imagen/Hablemos Press).

Un juez de Inmigración de San Diego, California, le negó el lunes asilo político al rapero cubano Henry Lazo Martínez, pero a la vez emitió una orden de protección para que no sea deportado.

“La abogada Cristina Morales presentó pruebas suficientes [de que Lazo Martínez es un perseguido político en Cuba], y aunque el juez dijo que eran irrefutables, no pudo otorgarle el asilo después que el Presidente Trump ordenara que primero debe solicitarlo en otro país”, informó en su cuenta de Facebook el reportero de Univisión Mario Vallejo.

El bufete de abogados que representa al rapero opositor cubano revela que tanto ellos como el gobierno se han reservado el derecho de apelar el fallo del juez de Inmigración.

El abogado de Inmigración Willy Allen
El abogado de Inmigración Willy Allen

“El gobierno se reservó el derecho de apelación, y nosotros [sus representantes legales] vamos a apelar la decisión de juez, considerando que aplicó [el decreto presidencial que exige haber solicitado asilo antes en otro país] de una forma errónea”, dijo a Radio Televisión Martí el abogado de Inmigración Willy Allen, a cuyo bufete pertenece Morales, la abogada que está a cargo del caso del rapero.

Pese a que el cubano había pedido asilo en México y se lo negaron, el juez cuestionó por qué Lazo Martínez no había apelado la decisión de las autoridades migratorias mexicanas en el plazo de los 10 días de que dispuso para hacerlo, indica Vallejo.

De acuerdo con Allen, la protección que el juez le concedió a Lazo Martínez significa que debe permanecer en territorio de Estados Unidos.

“Si lo devuelven [a México] es un error garrafal”, declaró Allen. Según el abogado, ahora disponen de 30 días para presentar la apelación y, mientras tanto, Lazo Martínez tiene derecho a recibir un permiso de trabajo.

Otro experto que no está relacionado con el caso observa que si no le conceden el parole en la frontera significa que nunca fue oficialmente admitido en Estados Unidos, pero la decisión de la corte lo protege.

Henry Lazo cuando todavía estaba en Cuba: "Siempre voy a decir la verdad".
Henry Lazo cuando todavía estaba en Cuba: "Siempre voy a decir la verdad".

“Lo que decidió el juez fue concederle una orden de amparo, y por eso no pueden deportarlo”, declaró a Radio Televisión Martí el abogado de Inmigración Ángel Leal. “Le firman la carta de deportación, pero suspendida; no lo pueden deportar físicamente a Cuba” porque correría peligro de persecución.

Sin un parole tampoco podría solicitar, dentro de un año y un día, acogerse a la Ley de Ajuste Cubano, indica Leal.

“No salió mal, tengo la expectativa de que esa regulación [de que el solicitante de asilo en EEUU antes tenga que haberlo pedido en otro país] sea declarada ilegal”, añade Leal. “A pesar de que la Corte Suprema permitió que entrara en vigor, el caso se sigue litigando, y al final puede ser hallada ilegal. Entonces él tendría que hacer una moción de reapertura para que la Corte le cambie el fallo”.

Hace poco más de un año, en febrero de 2018, Lazo Martínez, conocido en Cuba también como El Encuyé, fue detenido por enfrentarse al oficial de la Seguridad del Estado “Onofre”, a quien había denunciado en redes sociales.

El rapero fue diagnosticado con esquizofrenia, y la policía política lo ingresó en el Hospital Psiquiátrico de Sancti Spíritus. Entonces su madre, Carmen Susana Martínez Álvarez, conversó con la reportera de Radio Martí Ivette Pacheco, y le dijo que temía por su vida.

"La Paloma y la Ley": travesía de dos cubanas para llegar a EEUU (FOTOS)

Liset y Marta se preparan para abordar un bote en Colombia mientras se acercan a la frontera con Panamá. (Fotografía de Lisette Poole. Screenshot NPR)

"La Paloma y la Ley" es un libro de la fotorreportera cubanoamericana Lissette Poole y publicado por la emisora estadounidense National Public Radio (NPR), quien decidió documentar el viaje de dos mujeres cubanas desde La Habana a Estados Unidos.

El viaje ocurrió durante los últimos días de “pies secos, pies mojados”, una medida que concedía un estatus legal automático a los cubanos que pisaban suelo estadounidense.

El objetivo del primer día del viaje: cruzar ilegalmente desde Guyana a Brasil. (Fotografía de Lisette Poole. Screenshot NPR)
El objetivo del primer día del viaje: cruzar ilegalmente desde Guyana a Brasil. (Fotografía de Lisette Poole. Screenshot NPR)

Marta Amaro y Liset Barrios, amigas desde la isla, fueron retratadas por la fotógrafa durante los 112 mil kilómetros de los países y fronteras que tuvieron que cruzar hasta llegar a suelo estadounidense.

En muchas de las fotografías se aprecian las condiciones en las que tuvieron que vivir por 48 días con migrantes de múltiples nacionalidades tales como Somalia, Nepal, Haití y Bangladesh.

Un descanso breve después de cruzar un río en el Tapón de Darién, la jungla salvaje que envuelve la frontera entre Colombia y Panamá. (Fotografía de Lisette Poole. Screenshot NPR)
Un descanso breve después de cruzar un río en el Tapón de Darién, la jungla salvaje que envuelve la frontera entre Colombia y Panamá. (Fotografía de Lisette Poole. Screenshot NPR)

El viaje comenzó el 13 de mayo del 2016. Las dos amigas y la fotógrafa tomaron un vuelo en el Aeropuerto Internacional José Martí desde la Habana hacia Guyana, uno de los pocos países que no exige visa para ciudadanos cubanos. El próximo día llegaron a Brasil.

Las fotos por sí solas relatan que el viaje estuvo lleno de lesiones, sacrificios, miedos y encuentros con la policía después de 13 países, 10 fronteras cruzadas ilegalmente, 6 aviones, incontables autobuses y miles de kilómetros caminados.

Las imágenes fueron tomadas con tres cámaras, una de película y dos digitales, aGoPro y un iPhone.

Liset señala por la ventana de un autobús mientras se dirige a la ciudad de Guatemala. (Fotografía de Lisette Poole. Screenshot: NPR)
Liset señala por la ventana de un autobús mientras se dirige a la ciudad de Guatemala. (Fotografía de Lisette Poole. Screenshot: NPR)

Hoy en día ambas cubanas son residentes permanentes en Etados Unidos y han logrado empezar sus vidas en el país norteamericano. Marta vive en Nueva Jersey con su hijo, y Liset trabaja en Texas como bailarina en un club de striptease.

El par de amigas corrió con la suerte de haber tomado la decisión de salir de Cuba a tiempo. Seis meses después de que su entrada a EEUU, la administración de Obama puso fin a "pies secos, pies mojados".

Hoy en día miles de cubanos se encuentran atrapados en la frontera con México a la espera del juicio para sus casos de asilo.

Demócratas impulsan proyecto de ley a favor de reunificación familiar de cubanos

Conferencia de prensa de legisladores demócratas sobre la reunificación familiar de cubanos.

Congresistas del Partido Demócrata por el estado de Florida se han lanzado al rescate del Programa Cubano de Reunificación Familiar (CFRP) suspendido en 2017 y que permite a ciudadanos y residentes legales en EEUU solicitar una visa parole para reclamar a familiares en la isla.

El anteproyecto H.R. 4884, the Cuban Family Reunification Act., fue presentado el pasado día 28 en la Cámara de Representantes por la legisladora Debbie Mucarsel- Powell, con el respaldo de sus colegas Donna Shalala, Debbie Wasserman Schultz , Charlie Crist y Kathy Castor.

Murcasel-Powell y Shalala presentaron el proyecto de ley este viernes a la prensa y a familias cubanas que se congregaron en una biblioteca del suroeste de Miami.

Panel de Congresistas Demócratas del sur de la Florida
Panel de Congresistas Demócratas del sur de la Florida

“Hemos recibido miles de llamadas de familias desesperadas. Hemos escuchado historias de madres con niños en Cuba que están desesperadas. Mi valor siempre ha sido reunificar a la familia y por eso es que para mí es tan importante presentar ese proyecto de ley, dijo Murcasel-Powell, primera legisladora de origen suramericano en el Capitolio nacional.

En noviembre 2017, la embajada de EEUU en La Habana informó que el Programa Cubano de Reunificación Familiar (CFRP) quedaba detenido hasta nuevo aviso.

"No tenemos nueva información para compartir sobre la continuidad del Programa Cubano de Parole de Reunificación Familiar (CFRP), pero el Departamento de Estado de EEUU continúa trabajando con sus colegas en el Departamento de Seguridad Nacional y pronto anunciará las disposiciones para los solicitantes del CFRP", publicó entonces la sede diplomática en su página en Facebook.

En un aparte con Radio y Televisión Martí, la congresista Donna Shalala denunció que tal suspensión constituye una violación de la ley y un acto de crueldad de parte de la Casa Blanca.

“Se trata de una ley que ya existe, no estamos pidiendo una ley migratoria nueva. Muchos son niños que están varados en Cuba, jovencitos que corren el riesgo de ser enviados al ejército. Ellos también son nuestros hijos, y tenemos que traerlos para acá", sentenció la legisladora de origen libanés.

A Shalala la unen lazos familiares con Cuba. Sus primos de Líbano emigraron a Cuba.

“Hace más de una década familiares míos vinieron a EEUU mediante este programa. Esta comunidad se basa en la familia, y en la familia cubana, porque han sido los cubanos quienes han erigido esta ciudad, y por eso merecen lo mejor”, opinó Shalala.

Antes de la conferencia de prensa, algunas personas del más de un centenar que reclaman a familiares en Cuba plantearon sus casos respectivos a los congresistas.

“Yo solo quiero que se haga algo, quiero verlo antes de morir,” dijo en llanto Maria Noya, que desde 2014 reclama a su hijo.

El Programa de Reunificación Familiar Cubano fue creado en 2007 y permite a ciertos ciudadanos estadounidenses elegibles y residentes permanentes solicitar un permiso de ingreso en el país para sus familiares en Cuba. Si se concede, estos miembros de la familia pueden viajar a EEUU sin tener que esperar por sus fechas de prioridad de visa de inmigrante. Una vez en el país, pueden solicitar permiso de empleo mientras esperan por la residencia permanente.

“Lo que se ha hecho es castigar a la familia cubana,” dijo Yunior Careaga, que reclama a su hermana y a su sobrino.

Conferencia de prensa de legisladores demócratas sobre reunificación familiar de cubanos.
Conferencia de prensa de legisladores demócratas sobre reunificación familiar de cubanos.

En mayo último, Kimberly Breier, entonces secretaria Asistente del Departamento de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, pidió “paciencia” a los cubanos afectados por la detención del programa.

“El Departamento de Estado está procesando peticiones de inmigración aprobadas para cubanos en Guyana. Reconocemos que hay una larga espera para los casos aprobados de CFRP y le agradecemos su paciencia y flexibilidad mientras procesamos las peticiones fuera de esta ubicación alternativa”, escribió la funcionaria.

Gladys Dominguez reclama a su hermano desde 2016, pagó el coste del trámite y aún espera respuesta.

El 29 de septiembre, de 2017, el Departamento ordenó la salida de Cuba de los empleados del gobierno de EE.UU que no eran esenciales y sus familiares.

“Debido a la disminución de personal, hemos suspendido casi todo el procesamiento de visas en La Habana. El personal que permanezca en La Habana desempeñará funciones diplomáticas y consulares básicas, incluyendo la provisión de asistencia en casos de emergencia a ciudadanos estadounidenses en Cuba”, informó la legación.

“Cerraron la embajada, quedamos en limbo. Y hoy no vine a esta biblioteca en busca de esperanza de que este proyecto fructifique, vine a quejarme, a alzar mi voz porque nadie habla y no pasa nada”, subrayó Domínguez.

El anteproyecto exige al Departamento de Estado que reactive el programa en 30 días y concede un plazo de 60 días después de que se haga ley para que resuelva los casos pendientes, que, según cálculos oficiales, sobrepasan los 20 mil.

“Esperamos que mis colegas en la Cámara y el Senado lo aprueben y entonces veremos si el presidente Trump hace lo que corresponde por los cubanos”, concluyó Mucarsel-Powell.

Cargar más

XS
SM
MD
LG