Enlaces de accesibilidad

Cuba

A pesar de las "ciberclarias" seguirán alzando sus voces los activistas en las redes

Cubanos usan sus teléfonos celulares para conectarse a internet.

Activistas cubanos creen que los intentos constantes de hackear sus perfiles en las redes sociales y los mensajes que reciben de perfiles desconocidos que muchos denominan "ciberclarias" buscan frenar sus opiniones

Leonardo Rodríguez Alonso residente en Camajuaní, Villa Clara y fundador del Instituto Patmos, dijo a Radio Televisión Martí que por más de un año ha sido víctima de ataques e intromisiones en sus perfiles sociales que sólo buscan dañar su reputación, invadir la privacidad de su familia y enemistarlo con amigos y conocidos.

Activista seguirá usando Twitter para denunciar y opinar
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:38 0:00

Los más recientes ocurrieron en la última semana cuando detectó dos intentos de acceso a su cuenta @leocuba611.

Cree que por la rapidez con que actuó pudo evitar que tomaran el control de esta, sin embargo dijo que no se siente confiado.

Alerta de Twitter ante intento de hackeo
Alerta de Twitter ante intento de hackeo

Precisó que para ellos en Cuba es muy difícil soportar los embates porque se enfrentan a un ejército de "ciberclarias" y de "acosadores" virtuales que se dedican todo el tiempo a chequear lo que escriben y "anular o neutralizar nuestros perfiles", precisó.

Rodríguez no duda en señalar a la Seguridad del Estado como gestora de todas esas infamias contra los librepensadores y recuerda que hace más de una año perdió el control de su perfil de Facebook.

"Desde enero de 2019 en que lo intervinieron y le cambiaron la contraseña lo han estado usando para, en mi nombre, ofender y atacar a opositores y amigos", señaló.

Perfil de Facebook (intervenido) de Leonardo Rodríguez
Perfil de Facebook (intervenido) de Leonardo Rodríguez

Ha renunciado a abrir otra cuenta hasta tanto no logre que "esa" sea cancelada de la plataforma Facebook y recordó que otros activistas que han sido víctimas de ataques similares han abierto otras cuentas y se las han vuelto a intervenir.

"Eso se convierte en un ciclo del que es difícil salir, insistió.

La Seguridad del Estado tiene todo el poder para pagar sueldos y dar prebendas a personas que se dedican a atacarlos y "mellar la moral de nosotros".

Por ahora, asegura, solo seguirá denunciando y opinando en su cuenta de Twitter.

Recientemente la bloguera cubana Yoani Sánchez publicó en su cuenta de Twitter que no usa Mesenger de Facebook y alertó que "es un agujero de seguridad".

El periodista independiente Guillermo del Sol se considera una víctima de los manejos del gobierno en las redes contra los opositores.

"Han entrado a mi perfil de Facebook varias veces" y han publicado fotos sensibles, detalló. El último ataque contra él ocurrió este lunes.

El gobierno controla Internet y por tanto las redes sosciales
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:53 0:00

"Nuevamente me toca denunciar otra infamia contra mi persona, cuando un sistema tiene que dedicarse a intentar el descrédito de sus adversarios utilizando infamias y calumnias es porque está acabado' escribió en su perfil.

Dijo que a pesar de los insultos, las frases groseras y las acusaciones infundadas contra su honor, en esta ocasión "los foristas que me conocen se encargaron de rechazar a la persona que intentó desacreditarme".

Agrega que están "atados de pies y manos porque no tenemos a quien reclamar. Es el gobierno el que manipula todo en Internet y constantemente entra a nuestras cuentas y hacen lo que quieren", concluyó.

Vea todas las noticias de hoy

Cuba cobrará permisos a aviones ligeros que sobrevuelen la isla

La medida afecta a naves que pesen 6.600 libras o menos (Foto: Archivo).

Las autoridades de aviación del régimen de Cuba informaron este martes que habían suspendido la política de emitir permisos de sobrevuelo gratuitos para los pilotos de aviones ligeros con destino a aeropuertos en México, las Islas Caimán, Jamaica y otros sitios.

La interrupción tiene efecto inmediato para los propietarios de aeronaves que pesan hasta 6.600 libras y hacen vuelos por los cuales no perciben ganancias.

La autoridad de aviación civil de Cuba dijo que estaba terminando esa política porque no está respaldada por las regulaciones del país, según Rick Gardner, de CST Flight Services.

Los pilotos que soliciten permiso para sobrevolar Cuba tendrán que gestionarlos y pagarlos a través de un tercero, o crear una cuenta con la autoridad de aviación civil de Cuba, que hará un seguimiento enviando al solicitante un permiso, información de costos e instrucciones para el pago de la transferencia en euros.

La Habana también está considerando requerir permisos de sobrevuelo para las vías aéreas utilizadas por el tráfico hacia el norte desde la península de Yucatán, que penetra la zona de identificación de defensa aérea interior de Cuba. Sin embargo, no se ha tomado una decisión final sobre un cambio de ruta, dijo Gardner.

La prohibición de vuelos comerciales a todos los aeropuertos cubanos excepto al de La Habana decretada por el gobierno de EEUU ha reducido considerablemente los ingresos del sector aeroportuario.

En aumento nuevos casos de COVID-19 en Cuba

Vecinos recogen agua de una pipa la mañana del martes en un barrio de San Antonio de los Baños, en la provincia de Artemisa (Yamil Lage/AFP).

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) reportó que por décimo día consecutivo ningún paciente falleció víctima de COVID-19 en el país, y que los exámenes practicados el lunes confirmaron 15 nuevos casos de la enfermedad, lo que eleva a 2.395 la cifra de contagiados.

Desde que las autoridades anunciaron el inicio de la desescalada, el número de nuevos casos ha ido en un ligero aumento. Las restricciones para mantener el distanciamiento social se violan constantemente en todo el país a consecuencia de las prolongadas colas para comprar productos esenciales y en aglomeraciones del transporte público.

Solo uno de los 15 nuevos casos está localizado fuera de La Habana, específicamente en San José de las Lajas, provincia de Mayabeque. La mayoría de los confirmados en la capital son de los municipios Centro Habana, con ocho, y Cerro, con cuatro. No hay ningún menor entre ellos.

De acuerdo con el informe presentado por el Dr. Francisco Durán, director de Epidemiología del MINSAP, no hay ningún paciente en estado crítico, pero sí hay cinco en estado grave, y todos son habaneros: tres de Centro Habana y dos del Cotorro, con edades entre los 47 y los 57 años.

Permanecen ingresados en hospitales del país 158 pacientes, dijo el Dr. Durán: 67 que son casos confirmados, 44 sospechosos y 17 bajo vigilancia. Además, personal de salud monitorea en sus hogares a otras 154 personas que habrían estado en contacto con enfermos asintomáticos.

Seis de los contagiados fueron dados de alta el lunes, informó también el funcionario de salud pública, según el cual el primero de los indicadores evaluados diariamente para determinar la fase de recuperación en que se encuentra cada provincia es la tasa de incidencia.

La única provincia que no cumple actualmente los indicadores para quedar incluida en la primera fase de recuperación es Mayabeque, cuya tasa de incidencia en las últimas dos semanas supera los dos casos por cada cien mil habitantes, declaró el Dr. Durán.

Hizo referencia también a otro factor, “el índice reproductivo”, una medida de la transmisibilidad del virus, y dijo que hay en todo el país un solo municipio que no cumple los requisitos para estar en la primera fase, San José de las Lajas, precisamente en Mayabeque.

“La provincia de La Habana, con el 4.5 por ciento al tener 60 casos activos, cumple el indicador para la primera fase, que es de cinco o menos de cinco” casos por cada cien mil habitantes, añadió, y dijo que la segunda fase requiere que esa proporción sea de tres o menos de tres, y la tercera de uno o menos de uno.

Guanabo "está al garete", con botellas de ron y sin nasobuco

Cubanos en la playa tras la reapertura. REUTERS/Alexandre Meneghini

Crece la preocupación en Guanabo, una de las playas más populares en el Este de La Habana, tras la reapertura como parte de la primera fase del desconfinamiento.

Según dijo a Radio Televisión Martí la activista María Elena Mir, residente en esa localidad costera al este de la capital cubana, en Guanabo no se están llevando a cabo las medidas que el gobierno anunció para evitar un rebrote del COVID-19.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:20 0:00

"Todo lo que dicen aquí es mentira, las guaguas van repletas, ni nasobuco, por lo menos en mi comunidad. Esto está al garete y la policía no se ve tampoco", dijo la opositora, quien describió que en las calles están los jóvenes con botellas de ron y sin nasobuco, en un escenario que parece agosto de 2019 cuando no había coronavirus.

"La apertura la hicieron simple y llanamente por la situación económica que tiene el país", declaró Mir, quien mencionó la venta de bebidas alcohólicas, las violaciones a las normas de distanciamiento social en espacios públicos y los molotes en las guaguas donde viajan hasta 50 personas de pie.

"El gobierno no puede asumir la medida de abrir playas sin tener las condiciones creadas y en Cuba, antes de la COVID-19 no estaban, y ahora muchísimo menos", concluyó.

Explosiones en base militar en Holguín; comisión investiga las causas (VIDEO)

Foto de la explosión tomada de la página de Facebook del periodista Hanoi Martínez.

Desde las 2 de la madrugada del 6 de julio se reportaron una serie de explosiones en cadena en la base militar de la Marina de Guerra en La Púa, perteneciente a la zona turística de Caletones, Municipio de Gibara, pero mucho más cerca del poblado de Velasco, provincia de Holguín.

Una Comisión de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, investiga las causas, asegura un comunicado oficial que afirma que no se han tenido que lamentar pérdidas de vidas humanas.

"Hasta las 20:30 horas se han evacuado 1 245 personas del Consejo Popular La Púa, del municipio de Gibara. En dicha obra se clasificaban municiones que se encontraban envejecidas. Por tal motivo, es posible que se continúen escuchando algunas explosiones", indica la nota de las Fuerzas Armadas.

please wait

No media source currently available

0:00 0:05:55 0:00

En un reportaje realizado por el periodista de Radio Televisión Martí, Tomás Cardoso, varios activistas y opositores de la isla relataron los hechos, entre ellos Sorania Cruz Rosales, miembro de la organización Cuba Independiente y Democrática (CID), quien cuenta lo siguiente:

“Bueno, mira, desde las 9 de la mañana yo me encontraba aquí en mi casa, siento una explosión grandísima, cuando salgo afuera al patio veo que es una “humacera” para arriba inmensa, grabo eso, pero cuando ya salgo para afuera, al patio, al camino, me entero de que “hubieron” dos explosiones en la unidad militar de la marina, en La Púa, cerca de Velasco”.

“En Velasco, se reporta la gran contaminación química de estas explosiones y, desde la zona de Caletones, se visualiza el fuego. Toda la zona de Velasco se encuentra fuertemente sitiada”.

Conmoción, incertidumbre y miedo en la población, que, en medio del caos provocado por las explosiones, el fuego y el humo, no tuvo información por parte de los representantes del orden.

“Cuando llego al parque de Velasco”, cuenta Sorania Cruz, “veo una gran aglomeración de personas y cuando pregunto me dicen ¡que explotó un túnel de armamentos en esa unidad militar, que desde ayer había cogido candela, se había incendiado y hoy, a las 9 de la mañana, explotó el túnel […} dicen que había varios heridos. No nos dejan llegar a ese lugar, enterarnos más, porque eso es cosa de lo militar, que no dan información ninguna”.

Según las fuentes consultadas las explosiones continuaron.

please wait

No media source currently available

0:00 0:03:17 0:00


“Ahora estoy aquí en la casa con mis hijos” continúa Sorania, “y, una “humacera” tremenda y vuelven entonces las explosiones, tres o cuatro explosiones más. Dice un señor que por aquí, por encima de mi casa, pasó un casquillo de un cohete”.

También desde Velasco, Ana Rosa Tamayo, coordinadora del CID en la región, dijo a Radio Televisión Martí: “Esa”, dice Tamayo refiriéndose a las instalaciones de La Púa, “es una unidad militar bastante grande […] han sido réplicas de explosiones continuamente, evacuaron a toda las zonas […] evacuaron a todas esas personas porque tienen miedo de que a las 6 de la tarde puede haber una explosión muy grande, pero tan grande tan grande, que no sabemos hasta dónde pueda parar”.

Pobladores refugiados en el parque de Velasco
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:32 0:00

A la pregunta de si han evacuado a la población de Velasco Ana Rosa responde: “Del campo evacuaron a todas las personas para el pueblo. Ahora “mismitíco”, en este momento, ya vamos por seis réplicas, pequeñas, todas pequeñas, según personas de distintos barrios, han salido proyectiles que han caído en diferentes tipos de lugares, pero, con exactitud no sabemos nada”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:03:39 0:00

La falta de información acerca de los sucesos mantuvo a la población en vilo, haciendo sus propias conclusiones a partir de lo que logran ver y oír por sus propios medios. Según cuenta Tamayo, lo primero que vieron fue salir un cohete.

Bomberos y ambulancias en las calles de Velasco
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:43 0:00

El riesgo de contaminación química, no previsto por el gobierno que, según opinan residentes de la zona, no tuvo en cuenta las características del área a la hora de instalar una base fuertemente militarizada.

Desde la provincia de Holguín, el periodista independiente Ramón Zamora informa que “en Velasco, se reporta la gran contaminación química de estas explosiones y, desde la zona de Caletones, se visualiza el fuego. Toda la zona de Velasco se encuentra fuertemente sitiada”.

Río Canímar: cuarenta años de una masacre del comunismo

Desembocadura del Canímar a la bahía de Matanzas

Julián Rizo Álvarez, entonces Primer Secretario del Partido Comunista en la provincia de Matanzas, transmitió la orden de Fidel Castro y comenzó la persecución y la masacre. El objetivo era un pequeño barco de río cargado de personas que dos naves torpederas no debían dejar llegar a su destino.

Era el 6 de julio de 1980 y Sergio Águila Yanes, de 19 años y su hermano menor Silvio, de 18, ambos reclutas del Servicio Militar Obligatorio (SMO), junto a su amigo Roberto Calveiro, habían resuelto tomar la nave “XX Aniversario”, que hacía un recorrido turístico por el río Canímar que vierte sus aguas en la bahía de Matanzas, y desviarlo hacia Miami.

Los muchachos, junto a decenas de personas inocentes, entre ellas mujeres y niños, habían subido al barco para, supuestamente, disfrutar del paseo por el río navegable apenas unos kilómetros.

Frente a la inminencia de la muerte algunos pasajeros levantaron a sus hijos suplicando que no dispararan ...


No bien la embarcación se había alejado del muelle, los reclutas extrajeron sus armas e intentaron sorprender a los guardias que custodiaban el barco. Uno de los custodios sacó su pistola pero Sergio fue más rápido y le disparó causándole una herida en el pecho.

Para que no muriera en la travesía, depositaron al herido en un bote salvavidas y lo enviaron a la orilla. Una vez que la embarcación quedó bajo el control de los jóvenes, ordenaron al capitán que tomara rumbo a los Estados Unidos.

Aunque el número exacto es aún desconocido, algunos afirman que en el barco viajaban entre 60 y 100 personas aproximadamente.

La orden que Fidel Castro dio a Rizo Álvarez era precisa e inapelable: el barco no podía fugarse pasara lo que pasare. La muerte comenzó a sobrevolar sobre toda la tripulación.

En un primer momento Rizo Álvarez envió dos lanchas torpederas a detener la embarcación. Trataron de hacerles desistir, pero los muchachos no obedecieron y continuaron su rumbo hacia el norte.

Las familias de los desaparecidos no recibieron ninguna explicación ...


Notificado de la decisión de los reclutas de perseverar en su intento, Rizo Álvarez convirtió el evento en un escenario de guerra. Mandó hundir el barco con disparos. Frente a la inminencia de la muerte algunos pasajeros levantaron a sus hijos suplicando que no dispararan, pero aun así comenzó la masacre.

A los dos primeros barcos que atacaron el XX Aniversario se les sumó otro patrullero más pródigamente armado y un avión que comenzó a ametrallar mientras sobrevolaba la embarcación.

Con casi la mitad de los pasajeros muertos o heridos y bajo el intenso ataque, Sergio trasladó a las mujeres y los niños a la bodega para protegerlos de las balas.

Y fue entonces que Rizo Álvarez, al darse cuenta de las repercusiones internacionales que habría si el “XX Aniversario” se escapaba, en un esfuerzo desesperado tomó el mando del buque de guerra “23 de Mayo” y le ordenó que interceptara y hundiera el pequeño barco.

A la segunda embestida, el “XX Aniversario” se partió en dos y en unos segundos se hundió. Las lanchas patrulleras rescataron once sobrevivientes y diez cadáveres. El resto de los pasajeros quedaron atrapados dentro del barco y murieron ahogados.

No se sabe con certeza lo ocurrido después con Sergio, artífice de la fuga. Cuentan algunos sobrevivientes que le dijo a su amigo Roberto Calveiro: “Los comunistas no me cogerán vivo nunca”, y se disparó en la sien. Otros afirman que se ahogó.

El joven Calveiro salió ileso del tiroteo pero junto a su amigo Silvio Águila fue condenado a 30 años de prisión y pasó los siguientes doce años de su vida en la cárcel.

Fueron liberados a inicios de los 90 y deportados hacia España.

Los guardafronteras solo recuperaron 11 cadáveres. Las familias de los desaparecidos no recibieron ninguna explicación, solo que habían muerto en el mar debido al secuestro del barco.

A los diez únicos sobrevivientes se les ordenó no hablar con nadie sobre el suceso. Sus casas fueron vigiladas por agentes del gobierno durante los dos años siguientes.

La masacre del río Canímar trae a la memoria lo que ocurría 14 años después con el Remolcador 13 de marzo.

Cargar más

XS
SM
MD
LG