Enlaces de accesibilidad

Entretenimiento

Fotografías de Capa y Bosshard sobre guerra expuestas por primera vez en Pekín

Robert Capa, considerado el mejor fotógrafo de guerra de todos los tiempos

El fotoperiodista húngaro Robert Capa llega al país asiático tras una larga travesía en barco para trabajar como técnico en un rodaje, aunque su objetivo es otro: tomar instantáneas de la guerra sino-japonesa que ha estallado un año antes, y que ahora se exhiben en Pekín por primera vez.

Capa realizó este periplo antes de regresar a España para presenciar el fin de la Guerra Civil, tomando cientos de imágenes durante agotadores viajes diarios que le llevan por diez ciudades de una China rural, empobrecida, que trata de resistir a una invasión mientras se cierne una revolución comunista en su retaguardia.

Es en la ciudad de Yan'an (noreste) donde se reagrupan las tropas del revolucionario Mao Zedong, y es allí donde llega otro fotógrafo, el suizo Walter Bosshard, coprotagonista de la muestra 'La carrera por China' organizada por el Museo de Arte de la Universidad de Tsinghua, quien conseguirá retratar al líder comunista.

"Estas imágenes conforman un material único que contextualiza China durante una época en la que la mayoría de los fotógrafos tenían una mirada parcial", cuenta a Efe el comisario de la muestra, el suizo Peter Pfrunder, sobre las 140 fotografías expuestas.

La muestra se acompaña de documentos históricos y recortes de periódicos como ese reportaje de Life, que considera a Mao "el Lenin chino" e ilustra con fotos la guarida comunista, donde las paredes de sus dormitorios están custodiadas por fusiles y cuya puerta de entrada aparece fuertemente vigilada y rodeada de la nieve.

"Entrevistar a Mao fue la gran exclusiva de Bosshard. Fue el primer periodista europeo que lo logró. La publicación de sus fotos en la revista Life causó furor en la época", evoca.

El joven Mao Zedong fotografiado por Walter Booshard
El joven Mao Zedong fotografiado por Walter Booshard

Destaca otra fotografía suya que muestra a una risueña estudiante de la "Academia Roja", o una charla instructiva en la que los aldeanos, sentados sobre una explanada, toman notas improvisadas durante una charla de los dirigentes.

Casas ardiendo, ciudades arrasadas.

Entretanto, Capa se topa con el calor y las miserias de la China rural, y retrata con su característica nitidez a campesinos y pescadores que ofrecen provisiones a los soldados antes de que estos caigan en Tai'erzhuang (este) ante las tropas japonesas.

"Capa llega con una visión más idealista. Veía la resistencia china en paralelo a la lucha contra el fascismo en Europa", apunta el comisario.

En Hankou, hoy día Wuhan (centro), Capa fotografía una ciudad arrasada durante los ataques aéreos y logra impactantes instantáneas de casas de madera arrasadas, civiles extinguiendo fuegos, supervivientes aturdidos y familias que huyen a los refugios al oírse las alarmas que anuncian los bombardeos.

"Un civil yace en el campo víctima de la batalla", precisa la descripción de una de las tomas menos conocidas del considerado mejor fotógrafo de guerra del mundo.

Otros Capas muestran a dos hombres ante carteles de propaganda sobre las atrocidades japonesas, y en otra retrata a un individuo que pinta la Estatua de la Libertad sobre un mural con la bandera de la República de China al fondo.

Bosshard, por su parte, narra una vida diaria -los tuk tuks, los niños que juegan con cometas, las marionetas en el teatro- que colapsa con la invasión nipona, y entonces las escenas devienen en trabajadores que reciben las instrucciones de los expertos japoneses, mujeres trabajando en una tabacalera, o dos hombres ejecutados a los que se había acusado de bandidaje.

Histórica foto de Robert Capa a los pies de su amigo y rival Walter Bosshard
Histórica foto de Robert Capa a los pies de su amigo y rival Walter Bosshard

"Usaron armas biológicas... estas fotografías muestran muy bien lo que hicieron los diablos japoneses", comenta una mujer a otra mientras visitan y rememoran uno de los episodios más delicados de la historia de China: la invasión japonesa (1931-45) y los 35 millones de chinos que, según Pekín, murieron durante aquellos años.

Fotografías censuradas

Algunas tomas no están presentes en la exposición para no herir sensibilidades y para no contradecir la versión oficial del Partido Comunista de China (PCCh) de que, aunque no era el gobernante durante la guerra con Japón, fue el actor "imprescindible" para la victoria en el campo de batalla.

El comisario suizo confirma que hay siete fotografías censuradas:
"Algunas muestran a ciudadanos chinos dando la bienvenida a las tropas japonesas. Otra, es un retrato de un líder del movimiento de independencia mongol. En otras se ve a los militares japoneses mostrando actitudes humillantes", sintetiza.

"Lo importante era que la exposición fuera accesible. Los visitantes se van a encontrar con una manera de mirar muy diferente.

En Occidente, estamos acostumbrados a que la Historia tenga una parte que se interpreta. Esto es algo que el público chino puede descubrir ahora, espero que provoque debate", agrega.

Sí están presentes los retratos que Capa le hizo a Soong May-lin, la tercera mujer de Chiang Kai-Shek, el líder del bando nacionalista, quien tras su derrota la Guerra civil china, en 1949, se refugió en la isla de Taiwán.

"Capa no pudo hacer todo lo que quiso porque estaba permanentemente observado por los nacionalistas. Sentía que no pudo mostrar su talento, pero hizo un trabajo admirable", concluye el comisario.

Bosshard se retiró de la fotografía en 1953 tras concluir sus viajes por Asia, mientras que Capa, cuyo verdadero nombre era Endre Friedmann (Budapest, 1913-Thai Binh, Vietnam, 1954), cubrió numerosos conflictos, entre los que destacan la Guerra Civil española, el desembarco de Normandía y la Guerra de Indochina, en la que murió al pisar una mina.

John Lenon, el Caballero de París y Cirilo Villaverde ya usan la gorra de "Plantados"

El escritor Ángel Santiesteban junto a John Lenon, ambos con gorra de Plantados

Las gorras con el lema PLANTADOS han empezado a aparecer en La Habana sobre las cabezas o en los nichos, de bustos y estatuas con alto significado para los habitantes de la ciudad.

El mítico Caballero de París, el escritor Cirilo Villaverde y el cantante John Lenon, son algunos de los personajes que gozan del privilegio de lucir una de estas gorras, portadoras de un mensaje que el gobierno cubano no quisiera escuchar.

El Caballero de París luce gorra de Plantados
El Caballero de París luce gorra de Plantados

Plantados” es el título del largometraje realizado por el director cubano Lilo Vilaplana donde se cuenta la historia del presidio político en general y, en particular, la de un grupo formado por veinticuatro prisioneros que se negaron a trabajar en el Plan de Rehabilitación Camilo Cienfuegos, haciéndole frente a la represión desencadenada por las autoridades carcelarias.

A la pregunta de cómo surgió la idea de enviar las gorras a La Habana, Lilo Vilaplana responde que "El castrismo, opresivo como siempre, le arrebata las gorras a la muchacha (Camila) y no las deja entrar a La Habana y buscamos otras vías para hacer llegar las gorras a La Habana [...] La idea fue realmente del castrismo".

Lilo Vilaplana habla de cómo llegaron gorras de Plantados a La Habana
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:18 0:00

El escritor y ex preso político Ángel Santiesteban ha sido uno de los encargados de escribir el guion de la película y quien, además, a cubierto las icónicas cabezas de Villaverde, Lenon y el Caballero con las gorras de Plantados, creadas por el equipo de realizadores, al igual que las camisetas, los carteles y otros artículos, como parte de la imprescindible parafernalia para darle publicidad al film.

La historia del presidio político en Cuba es casi desconocida para los habitantes de la isla, quienes no han podido acceder libremente a los nuevos medios de comunicación como teléfonos celulares o internet, hasta hace más o menos diez años.

Gorra de Plantados en el busto de Cirilo Villaverde, autor de Cecilia Valdés.
Gorra de Plantados en el busto de Cirilo Villaverde, autor de Cecilia Valdés.

Durante décadas, las autoridades han mantenido un férreo control sobre la información, creando una muralla alrededor de los ciudadanos, para quienes, enfrentarse a esa otra realidad, tal como la muestra la película Plantados, puede ocasionar un fuerte impacto, sobre todo, al descubrir que ésto sucedía en el país paralelamente a sus vidas.

El ex preso político José Luis García Pérez "Antúnez" habla del impacto que le ocasionó ver algunas de las escenas de la película: "Yo, a veces, me impresiono y pienso cuando veo estas escenas desgarradoras, digo, caballero, en los momentos en que estos hombres estaban siendo encerrados por defender mis derechos, yo estaba, quizá, con una pañoleta puesta, gritando "Seremos como el Ché" o "Pioneros por el Comunismo".Yo creo que es muy importante, porque "Plantados" no es sólo una palabra..."

José Luis Pérez Antunes, ex prisionero político cubano, habla de Plantados
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:00 0:00


Bailarín Carlos Acosta: “El racismo sigue latente en Cuba”

Bailarín cubano Carlos Acosta durante la presentación del film autobiográfico "Yuli",

Un bailarín cubano de raza negra que triunfa en las tablas de Europa y Estados Unidos suena a cuento de hadas, pero en “Yuli: Al ritmo del corazón” se puede sentir, y casi oler, la sangre, el sudor y lágrimas que le costó a Carlos Acosta desarrollar su talento y no renunciar a la danza.

La película, que llegó el viernes a los cines de México, se basa en su autobiografía “Sin mirar atrás”, publicada en 2007.

“Esa honestidad viene de ahí, del libro”, dijo Acosta en una entrevista telefónica con The Associated Press sobre su historia, que comenzó a escribir a finales de la década de 1990 sin pensar en publicarla. Solo lo hizo porque le “hacía falta escribir”, explicó desde Inglaterra, donde reside.

A lo largo de su carrera, Acosta, de 46 años, ha sido primer bailarín del Ballet Nacional de Cuba y del Ballet de Houston, así como principal artista invitado del Ballet Real del Reino Unido. En enero comenzará a fungir como director del Ballet Real de Birmingham.

“Yuli”, que debutó el año pasado en el Festival de Cine de San Sebastián, cuenta por medio de narración y coreografías momentos clave de la vida del artista, como el dolor por la soledad en su carrera, la fama y el éxito en el extranjero, o la violencia que aguantó de su estricto padre.

Acosta no podía asumir el papel de coreógrafo para el filme debido a sus compromisos profesionales, de modo que la catalana Maria Rovira fue la encargada de ayudar a contar la historia, bajo la dirección de la cineasta española Icíar Bollaín.

“Teníamos que estar siempre en el hilo de la vida de Carlos y las coreografías tenían de alguna manera que ser un poco teatrales y comunicar parte de esa vida”, dijo Bollaín a la AP desde Edimburgo, donde vive. “Yo estaba ahí un poco dirigiendo el sentido de las coreografías y María las ponía en movimiento. Fue un trabajo muy intenso, muy trabajoso, pero de lo más bonito y más nuevo para mí”.

Además de su labor como directora, Bollaín tiene una larga trayectoria como actriz, con créditos como “El sur”, “Malaventura” y “Tierra y libertad”. La última película que había dirigido, “El olivo” (2016), tenía un guion de Paul Laverty, con quien volvió a hacer mancuerna para “Yuli”, producida por Andrea Calderwood y el mismo Acosta.

La cinta hace un retrato profundo de Cuba. No se queda con las imágenes de postal de La Habana, sino que nos lleva al interior de sus casas, a las calles de las barriadas, a las antiguas plantaciones de esclavos.

“Al final también se está contando la historia de la familia de Carlos, que es una familia como tantas. Sufrieron el exilio de la mitad de la familia que se fueron a Miami, y el periodo especial, cuando cae el bloque soviético y hay una crisis en Cuba tremenda”, dijo Bollaín. “La película ofrecía la posibilidad de hablar de la gente en Cuba”.

Una de estas realidades es el racismo que Acosta conoció al crecer en una familia birracial: su mamá y su mediahermana mayor eran blancas, mientras que él y su hermana menor, hijos del segundo matrimonio de su madre con un hombre negro, son mestizos. En la película se plasma cómo esta mezcla no era bien recibida por su familia extendida.

“En Cuba el racismo está latente igual. Hubo un proceso que se dice revolucionario para erradicar todos estos prejuicios, en cierta manera se avanzó, pero no se han hecho debates profundos sobre el racismo”, dijo Acosta. “En mi seno familiar ya existía el racismo, yo lo vi muy de cerca”.

Acosta, quien en la cinta es interpretado en distintas etapas de su vida por el joven Keyvin Martínez, el niño Edlison Manuel Olbera Núñez y él mismo, recordó que cuando comenzó en el ballet, apenas dos de los 20 estudiantes en su grupo eran negros. Y cuando llegó al Royal Ballet, de unos 80 bailarines solo dos eran de color. Sin embargo, también destacó que en las grandes compañías donde ha bailado, muchas veces los directores que creyeron en él eran blancos y que recibió ofertas para interpretar todo tipo de protagónicos, rompiendo los estereotipos.

“Eso me inculcó una seguridad que me permitió seguir soñando”, dijo.

Su padre, interpretado en “Yuli” por el actor Santiago Alfonso, le daba tremendas golpizas y estuvo en prisión, pero nunca dejó de darle fuerza haciendo que se mantuviera en la danza pese a su situación de pobreza.

“Cuando uno lee el libro resulta más brutal el padre en el libro que en la película... Pero Carlos le dedica el libro”, dijo Bollaín.

“Mi papá es la estrella de mi vida”, explicó Acosta. “Batalló contra viento y marea porque yo fuera bailarín y al final lo logró. La gloria de lo que yo estoy viviendo, lo que soy ahora, se lo debo a él... Al mismo tiempo fue muy estricto y yo le tenía pánico, igual que mis hermanas, pero yo ya he sentido paz, he sentido una reconciliación con él”.

El astro tuvo la oportunidad de bailar con Alicia Alonso como miembro del Ballet Nacional de Cuba. Aunque esta parte de su carrera no está incluida en la película, recordó con cariño a la célebre bailarina cubana recientemente fallecida.

“Le hice un paso que se llama promenade”, dijo Acosta. “(Alonso) es un tesoro no sólo cubano, sino latinoamericano, que le dio un legado al mundo tremendo, que todavía está pariendo frutos como somos nosotros mismos”.

Para el artista, la danza en Cuba necesita un impulso. A decir de él, ha ido “hacia atrás” en los últimos años por la situación de incertidumbre en el país.

“En mi época la educación era una educación de primera y (con) unos profesores de los más grandes que hay y ya quedan pocos”, dijo Acosta.

Hoy un hombre casado y padre de gemelas de 3 años y una niña de 7, continúa disfrutando como en sus inicios de ritmos como la música urbana, la salsa y el breakdance, aunque ya no se para de cabeza, aclaró.

Antonio Banderas premio al mejor actor en los Hollywood Film Awards

El actor español Antonio Banderas

El español Antonio Banderas ganó hoy el premio al mejor actor en los Hollywood Film Awards por su papel protagonista en "Dolor y gloria", la cinta que dirigió su compatriota Pedro Almodóvar.

Junto a Banderas también fue hoy reconocido otro artista latino: el argentino Pablo Helman, quien obtuvo el premio a los mejores efectos visuales por la película "The Irishman" del cineasta Martin Scorsese.

Banderas recibió hoy su galardón de manos de la actriz Dakota Johnson, que es hija de su exmujer Melanie Griffith y con quien tiene una relación personal muy cercana desde que era una niña.

"Dolor y gloria", una de las cintas más aplaudidas de 2019 a nivel mundial, es una de las grandes favoritas para colarse como nominada en los Óscar en la categoría de mejor película internacional.

Algunas quinielas también apuntan como posibilidad que Almodóvar
y Banderas puedan ser candidatos en otras categorías de los Óscar
como mejor guión original o mejor actor, respectivamente.

La 23 edición de los Hollywood Film Awards se celebró hoy en el hotel The Beverly Hilton de Beverly Hills (Los Ángeles, EE.UU.).

Esta gala de premios, de perfil más bajo que otras ceremonias de la industria audiovisual estadounidense como los Globos de Oro o los Óscar, es la primera de la temporada de galardones cada año al margen de la entrega de los Óscar honoríficos, que se celebró la pasada semana pero que tiene un carácter más atemporal al reconocer carreras profesionales y no películas y trabajos recientes.

Los Hollywood Film Awards no tienen nominados y sus ganadores se conocen con antelación a la gala.

Además de Banderas, los Hollywood Film Awards premiaron hoy a
Renée Zellweger como mejor actriz por "Judy"; a Al Pacino como mejor
actor de reparto por "The Irishman"; y a Laura Dern como mejor actriz secundaria por "Marriage Story".

También salieron como triunfadores hoy, en los apartados de dirección, los cineastas James Mangold ("Ford v Ferrari") y Bong Joon Ho ("Parasite").
Por su parte, Charlize Theron se hizo con el premio de homenaje a toda una trayectoria profesional.

Juan Antonio Madrazo Luna responde al historiador del Ballet Nacional de Cuba

Juan Antonio Madrazo Luna, activista cubano, lider del Comité Ciudadano de Integración Racial

Juan Antonio Madrazo Luna, líder del Comité Ciudadano por la Integración Racial (CIR), reaccionó, desde Cuba, a las respuestas dadas por Miguel Cabrera, historiador del Ballet Nacional de Cuba (BNC) a Amaury Pérez, presentador del programa “Con 2 que se quieran”, del canal Cubavisión.

El anfitrión del programa, en la apertura, se refirió a “la representación de la diversidad en el BNC como institución de la Revolución”, según expone Madrazo Luna en su réplica.

“El entrevistado –cuenta Madrazo- hizo uso de etiquetas racistas y otras excluyentes. Sobre los Negros Cubanos (sic) en el Ballet Nacional, dijo que la institución no era excluyente pues el bailarín Andrés Williams no era Negro sino Azul, sobre el bailarín Jorge Esquivel dijo que era un pordiosero salvado por la Revolución de la Casa Cuna y a otro se refirió como a un pobre guajiro”.

Madrazo Luna asegura que las declaraciones del historiador Miguel Cabrera son “humillantes e irrespetuosas” y apunta que “no dejó de mencionar con rudeza la presencia de la Mulatocracia en el BNC”.

“El tema de la exclusión -enfatiza el líder del CIR- despertó interés pues quienes conozcan el libro de Miguel Cabrera “El Ballet en Cuba: Apuntes Históricos”, de Ediciones Cúpulas, sabe que el libro está marcado por exclusiones y muchos pactos de silencio”.

“Bailarines como Caridad Martínez –alega Madrazo- la cual nunca pudo interpretar Giselle por ser mujer negra es una de las grandes ausentes de este libro al igual que la bailarina Verónica Corveas.

[…] El color de piel de bailarines como José Carlos Lozada siempre fue una preocupación en el ballet. Aún el libro “No Way Home” de Carlos Acosta, en el cual se apoya la película, está censurado y es que los conflictos por el color de la piel están registrados en el libro”.-Aquí Madrazo hace referencia a “Yuli”, el film que sobre la autobiografía del conocido bailarín cubano Carlos Acosta, director del Royal Ballet de Birminghan, ha realizado la directora española Iciar Bollaín.

“También la historia de vida y éxitos de bailarines en la diáspora como Pablo More, Lienz Chang, Xiomara Reyes, entre otros, están ausentes de cada uno de los libros de Miguel Cabrera”. –Puntualiza el activista civil.

Más adelante, realiza un breve recuento sobre los bailarines clásicos de la raza negra de diferentes países y que gozan de un amplio reconocimiento en los escenarios internacionales.

Al final de su detallada respuesta al historiador del BNC, Miguel Cabrera, Juan Antonio Madrazo Luna asegura que:

“La actitud de Miguel Cabrera es el espejo de quien durante décadas estuvo al frente del BNC como institución. Un comportamiento racista, excluyente y vestido de mucho cinismo, lo cual nos asiste el derecho de denunciar y es que el Estado es responsable del racismo institucional”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG