Enlaces de accesibilidad

Contra la censura

"Celebro no haber claudicado", escribe Quiñones Haces desde prisión

El manuscrito de la carta remitida desde la cárcel por el abogado, periodista independiente y ahora preso político cubano Roberto de Jesús Quiñones Haces (Foto: Cubanet).

El periodista y abogado Roberto Jesús Quiñones Haces dijo en una carta desde prisión publicada este martes que celebra haber puesto su dignidad primero ante el chantaje de las autoridades cubanas, “no haber claudicado” a pesar de la injusticia y los horrores que vive en la cárcel.

Encarcelado en el Combinado Provincial de Prisiones de Guantánamo desde el 11 de septiembre, Quiñones Haces fue condenado a un año de cárcel por los supuestos delitos de "resistencia" y "desacato" durante un arresto, el pasado 22 de abril, cuando intentaba cubrir un juicio público contra una pareja de pastores evangélicos procesados por educar a sus hijos en casa.

“No existe ningún barrote que pueda contra mi alma”, afirma el periodista en la misiva que detalla las condiciones de la prisión donde pasó su cumpleaños 62 el pasado 20 de septiembre.

Organizaciones defensoras de los derechos humanos como Amnistía Internacional y Civil Rights Defenders han pedido al régimen de La Habana la excarcelación de Quiñones Haces, a quien consideran un prisionero de conciencia.

A continuación, el texto íntegro de la carta publicada por Cubanet:

GUANTÁNAMO, Cuba. – Hoy 20 de septiembre cumplo 62 años.

Sentado en el piso y apoyado el papel sobre una carpeta colocada en la litera, escribo estas líneas. Estoy en el cubículo 4 del destacamento de reclusos 1-A de la Prisión Provincial de Guantánamo, Cuba. El local –de aproximadamente 15 metros de largo por 9 de ancho-- tiene 10 literas dobles, dos “servicios” para orinar y defecar, conocidos como “turcos”, y un tanque de metal, sucio y oxidado, del cual obtenemos el agua para beber y bañarnos.

El agua es bombeada directamente hasta la prisión desde un río cercano. Hoy está extremadamente turbia. Ahora hay 20 reclusos en el cubículo y escribo estas impresiones rodeado de un grupo que juega al dominó, otro de ajedrecistas y de las interminables conversaciones de los presos.

Fui detenido el pasado miércoles 11 de septiembre sobre las 5 p.m. A las múltiples violaciones del debido proceso cometidas por la policía y el Tribunal Municipal Popular de Guantánamo –denunciadas puntualmente en mi Recurso de Apelación-- el órgano judicial añadió otra. Inicialmente, el viernes 30 de agosto, me citó para que me presentara en la prisión el 12 de septiembre. Posteriormente, el día 3 de septiembre, me citó nuevamente para que me presentara el día 5, pero sin anular la anterior citación. Aunque había anunciado públicamente que no me presentaría, no debí haber sido detenido el 11 de septiembre, sino después del día 12.

Sabía que iba a ser detenido en cualquier momento, y en la sala de mi casa tenía preparado un maletín con lo imprescindible. Así que cuando mi esposa me despertó de una plácida siesta para decirme que frente a la casa había un auto patrullero con tres policías, no me sorprendí.

Salí de mi casa escoltado por los tres agentes, que no me esposaron y me trataron respetuosamente. Algunos vecinos estaban mirando. Sentí impotencia, rabia, pero al pasar frente a las tenebrosas instalaciones de la Seguridad del Estado y acercarme a la prisión, ambos sentimientos fueron sustituidos por una inmensa calma.

El auto llegó a la cárcel y fue directamente hacia el portón metálico de la entrada. Ya dentro, me impactaron los rostros agresivos, desesperanzados, de algunos presos y recordé un poema de César Vallejo. El habla vulgar de algunos presos resuena en el pasillo central de la prisión. Desde la reja de la solera, uno me grita: “Ya estás en zona, puro”. Y otro lo acompaña con sorna, afirmando: “Carne fresca”.

Veinte años atrás estuve preso aquí y pensé que nunca más regresaría. Si ahora estoy de vuelta es por no haber cedido al chantaje del castrocomunismo. El jueves 12 de septiembre me pasaron para el cubículo 4 donde había 7 reclusos pendientes de clasificación. La clasificación es un proceso durante el cual los oficiales determinan el piso al que deben enviar los reclusos para que comiencen a cumplir sus sanciones una vez que la sentencia es firme.

Desde mi llegada solicité hacer una llamada a mi casa, pero en mi caso este derecho debe ser ejercitado previa autorización de la jefatura de la unidad. Se trata de un derecho incorporado al reglamento penitenciario en Cuba luego de conocerse las condiciones que disfrutaron los cinco espías cubanos de la red Avispa en las prisiones norteamericanas, donde intercambiaron correspondencia libremente con miles de personas y hasta ofrecieron entrevistas a los medios de prensa.

Al pasar la inspección, este viernes 20 de septiembre, volví a insistir en mi derecho a hacer la llamada. Finalmente podré hacerla mañana sábado 21.

Roberto de Jesús Quiñones Haces, periodista independiente, Guantánamo.
Roberto de Jesús Quiñones Haces, periodista independiente, Guantánamo.

Además de las chinches, de la mala calidad del agua y la comida, de las cucarachas y los mosquitos, otros reclusos me han asegurado que la prisión de Guantánamo tiene mejores condiciones que las de Mar Verde, Boniato y Aguadores, las tres de Santiago de Cuba, y me aconsejaron que no me quejara porque aquí castigan a quienes reclaman sus derechos.

De almuerzo nos dieron arroz blanco, plátano hervido, frijoles negros aguados y morcilla negra con olor y sabor desagradables. De comida dieron arroz congrí, plátano hervido, pasta cárnica y sopa. A pesar de la mala calidad de los alimentos, agradecí a Dios, como siempre hago, por ellos y por mi aniversario, a pesar de las circunstancias en que lo celebré.

Y uso el verbo celebrar con pleno sentido de lo que afirmo. Porque celebro estar aquí por haber puesto primero mi dignidad ante el chantaje. Celebro no haber claudicado a pesar de la injusticia que sufro y del dolor que causo a mis seres más queridos. Celebro poder compartir el dolor con otras personas sufridas, excluidas y olvidadas. Y agradezco a Dios por darme fuerzas, porque como ya escribí en un poema de mi libro Los apriscos del alba, “no existe ningún barrote que pueda contra mi alma”.

Piden apoyo internacional cubanos "regulados" ausentes a sesiones de la CIDH (VIDEO)

El periodista independiente cubano Osmel Ramírez Álvarez (Foto: Archivo).

Solo en Cuba tiene sentido decir “llevo 680 días regulado”, una frase que parecería absurda en cualquier otro lugar del mundo porque usa un término acuñado por el régimen cubano para denominar a las víctimas de su inconstitucional política de aislamiento forzoso.

Ahora los asistentes al 173 período ordinario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que empezó a sesionar el martes en Washington, no podrán intercambiar con el periodista independiente cubano Osmel Ramírez Álvarez, autor de la frase y nuevamente condenado a no poder acudir a una cita fuera de la isla. Bajo estas líneas reproducimos la denuncia que envió al mismo encuentro en 2018.

“Y está también el hecho de la incautación de medios de trabajo, de un registro que hubo el 10 de noviembre de 2017… en dos ocasiones he estado detenido tres días por artículos que han encontrado ‘molestos’, pero han sido artículos apegados a la realidad”, le dijo Ramírez Álvarez desde Mayarí, en Holguín, al presentador de Radio Martí Tomás Cardoso.

“No quieren este periodismo independiente, no quieren periodismo alternativo”, declaró el reportero, antes de evaluar los motivos del régimen para impedirle viajar al extranjero. “Seiscientos ochenta días regulado es una cosa abominable: un gobierno que necesite hacer eso para mantenerse, para defenderse --como dicen-- es porque tiene muchos problemas”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:45 0:00

A Ramírez Álvarez, que trabaja para el portal digital Diario de Cuba, la policía política le ha advertido que le están preparando un expediente delictivo donde van archivando las cosas que él escribe y que les parece que atentan contra la estabilidad del país.

“Si yo expongo mis ideas, si expongo mis criterios, y [en algún momento determinado] esos criterios coinciden --por ejemplo-- con la política oficial de Estados Unidos, ellos consideran que yo soy un mercenario por eso, por coincidencia, porque mis ideas propias no son mías”, declara el periodista independiente en la entrevista con Cardoso.

Ellos, añade refiriéndose a las fuerzas represivas del régimen, no conciben que alguien sea opositor o sea disidente o piense diferente, y no sea al mismo tiempo un mercenario.

“Alguien tuvo que comprar tu pensamiento, y es lo peor de todo”, denuncia Ramírez Álvarez. “Lamentablemente, vemos cierto contubernio internacional con eso. Estados Unidos apoya, pero otros países realmente coquetean con eso, es la realidad”.

Aunque a las sesiones del encuentro de la CIDH pudieron acudir activistas de la sociedad civil como Norberto Mesa Carbonell, de la Cofradía de la Negritud, y exiliados como la abogada Laritsa Diversent, directora ejecutiva del grupo Cubalex, la voz de más de un cubano de la isla no pudo escucharse en Washington.

'Para eso sí tienen combustible'
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:51 0:00

El caso de la espirituana Aimara Peña González también parecería ridículo en otro país, porque a ella ni siquiera la dejan moverse dentro del suyo.

“La semana pasada quería trasladarme a La Habana y [desplegaron] todo un operativo… que para eso sí tienen combustible, para evitar que yo saliera de mi casa”, declaró la reportera entrevistada por Cardoso. Es necesaria la intervención de la comunidad internacional porque “ahora mismo está Guillermo del Sol a punto de dar su vida por los restringidos, y el gobierno sigue haciendo caso omiso a las denuncias que se hacen desde la isla”.

Otro miembro del equipo de Diario de Cuba, el periodista guantanamero Manuel Alejandro León Velásquez, dijo que cuando la policía política habla de “limitantes”, significa realmente que estás “regulado”.

“Hoy en día supongo que ya son más de 200 los regulados en el país, sin contar los que aún no han sido notificados”, subrayó León Velásquez.

Piden que caso de periodista cubano encarcelado sea tema en diálogo Cuba-UE

Delegaciones de Cuba y la Unión Europea reunidos en La Habana. FOTO Adalberto Roque/Pool photo via AP

La organización internacional Civil Rights Defenders pidió a la Unión Europea interceder por el periodista y abogado encarcelado Roberto Jesús Quiñones Haces y que su caso sea parte de la agenda en los diálogos sobre derechos humanos que tendrán lugar en La Habana el próximo 3 de octubre.

Quiñones, encarcelado en el Combinado Provincial de Prisiones de Guantánamo desde el 11 de septiembre , fue condenado el pasado 7 de agosto a un año de cárcel, acusado de los supuestos delitos de "resistencia" y "desacato" durante un arresto el 22 de abril, cuando intentaba cubrir un juicio público.

Civil Rights Defenders solicita la liberación inmediata de este preso político y pide que este asunto sirva como punto de partida para un diálogo abierto y formal con la sociedad civil independiente cubana sobre cómo la Unión Europea puede contribuir a la protección de los derechos humanos en Cuba.

Erik Jennische, Director del Programa para América Latina de Civil Rights Defenders señaló que la UE no ha podido facilitar un diálogo de ese tipo durante la negociación y la implementación delAcuerdo de Diálogo Político y Cooperación (ADPC).

“El caso de Quiñones es particularmente importante ya que él abiertamente quiere contribuir a la política de la UE hacia Cuba ", agrega Jennische.

Civil Rights Defenders hace un llamado al gobierno cubano para que libere a Quiñones de manera inmediata e incondicional, y garantice que sus derechos civiles y políticos estén garantizados.

La declaración que pide libertad de prensa y expresión en Cuba

La declaración exige "garantías para ejercer los derechos a las libertades de prensa y expresión en Cuba". (Foto Archivo/SIP)

Más de 1,000 periodistas, editores, profesores y miembros de la sociedad civil se han unido en una declaración para denunciar las violaciones a la libertad de prensa en Cuba y reclamar respeto para quienes trabajan en el sector informativo independiente.

La lista de firmantes crece cada día, y actualiza su meta a un número mayor cada vez. El objetivo es lograr la mayor cantidad de firmas posible.

Entre las acciones represivas de las autoridades cubanas contra los comunicadores se cuentan las detenciones arbitrarias y encarcelamientos, allanamientos de viviendas, confiscación y ocupación de equipos, interrogatorios, prohibiciones de salida del país, campañas de difamación, acoso físico y digital, hackeo de cuentas personales, bloqueo y ataques cibernéticos contra sitios digitales, amenazas de prisión e intimidación a familiares, entre otros, precisó el texto publicado en la plataforma AVAAZ.org de peticiones a la comunidad.

La declaración se publica en un contexto de creciente hostilidad oficial hacia la prensa independiente que este septiembre ha estado marcada por la condena y el encarcelamiento del periodista Roberto Jesús Quiñones Haces, un caso que "exhorta a mantener la alerta", advirtió el documento.

"No podemos permitir que ocurra otra Primavera Negra como la de 2003" -advirtieron los firmantes de la declaración-, un oscuro momento para la libertad de prensa y expresión en Cuba durante el que 75 ciudadanos, entre periodistas independientes y defensores de derechos humanos, fueron detenidos por el régimen y sentenciados a condenas de hasta más de 20 años de privación de libertad.

El texto subraya que leyes aún vigentes en Cuba como la Ley de reafirmación de la dignidad y soberanía cubanas (Ley 80) y la Ley de protección de la independencia y la economía de Cuba (Ley 88), de 1996 y 1999, respectivamente, constituyen las amenazas más serias contra el libre ejercicio de la presa y la expresión en la isla.

Campaña exige cese de represión contra periodistas en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00

Los firmantes del documento señalan que aunque ya pasaron 16 años desde la Primavera Negra "sería imprudente creer que nos encontramos a salvo".

"Cuando permitimos que el relato de un país se construya desde un único punto de vista, laceramos su memoria histórica y, a largo plazo, su identidad cultural. Defender el derecho a contar historias diversas sobre quiénes somos hoy, a ejercer un periodismo que devele la realidad del país a partir de su complejidad, significa defender incluso el derecho de las generaciones futuras a saber de dónde provienen. Resultaría inmoral legar una mentira, una verdad a medias o una caricatura de nuestro presente", concluye la declaración.

CPJ: Nuevas medidas sobre acceso a Internet en Cuba, "una trampa" para medios independientes

Una vendedora callejera se conecta a internet desde su teléfono en Varadero, Cuba.

Aunque Cuba puso en vigor el acceso Wi-Fi privado legal desde julio pasado, un decreto publicado ese mes indica que "los controles sobre el contenido se están expandiendo junto con el acceso", señaló el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) citando declaraciones de periodistas y blogueros de la isla.

El Artículo 68 del Decreto 370, en vigor desde su publicación el 4 de julio, prohíbe "hospedar un sitio en servidores ubicados en un país extranjero", lo que pone en una situación de ilegalidad a publicaciones digitales de periodistas independientes como 14ymedio y OnCuba, entre otros, dijo el CPJ en un comunicado publicado en su sitio en internet.

Las sanciones previstas por la violación de la medida contemplan el "decomiso de los equipos y medios utilizados para cometer las contravenciones" y multas que pueden ascender hasta cientos de dólares, recordó el Comité.

Jóvenes cubanos se conectan a internet en un punto WiFi de La Habana.
Jóvenes cubanos se conectan a internet en un punto WiFi de La Habana.

Periodistas consultados dijeron al CPJ que el Decreto 370 "podía erosionar más su posición en el panorama mediático, en el mejor de los casos al introducir costosos requisitos burocráticos, y en el peor de los casos al proporcionar un barniz de legitimidad para castigar el periodismo crítico".

Un bloguero que dirige un sitio web hospedado en el extranjero y solicitó el anonimato al CPJ para proteger su seguridad se cuestionó la intención de la medida: "¿Qué quieren decir con eso de ‘la moral’? ¿La moral socialista? ¿La moral revolucionaria? Es una trampa", aseveró.

Carlos Alejandro Rodríguez, de la revista digital Tremenda Nota, señaló que "ninguno de los servidores de los medios independientes está en Cuba, porque sabemos cuán peligroso podría ser". El periodista cree que el principal efecto del Decreto 370 es haber convertido a los medios independientes "de no regulados a ilegales".

La directora del diario 14ymedio dijo al CPJ que en Cuba, donde todos los medios de comunicación están en manos del Partido Comunista, "no hay ninguna manera de tener un medio independiente registrado".

Sitios bloqueados

El CPJ, que ubicó a Cuba entre los 10 países del mundo con los mayores niveles de censura en un informe publicado el 10 de septiembre, dijo que "aún no está claro el efecto que tendrá el decreto".

El CPJ dijo haber constatado que las autoridades cubanas "bloquean el contenido crítico hospedado en el extranjero a intervalos irregulares y de manera circunstancial, sin notificar al sitio". Los bloqueos más recientes datan de febrero y sitios como Tremenda Nota y 14ymedio, entre otros, continuaban inaccesibles dentro de la isla a inicios de septiembre.

Una mujer chequea las opciones para conectarse a Internet en Cuba.
Una mujer chequea las opciones para conectarse a Internet en Cuba.

La estrategia del régimen cubano de bloquear los sitios para censurar contenido hospedado en servidores extranjeros ha sido exitosa, dijo Rodríguez al CPJ. "La mayoría de las personas que nos leen están en el extranjero. Ahora, desde que fuimos bloqueados, menos personas nos leen en Cuba", aseguró.

"Vienen por ti" sin necesidad de ninguna ley

Sobre la opción de hospedar los sitios independientes en servidores cubanos, el bloguero que pidió el anonimato dijo que sería "una locura".

"¿Hay algo más absurdo que pensar cómo [el Decreto 370] afecta a un sitio que está bloqueado en Cuba? (...) El proceso de hospedar tu sitio en Cuba es complicado, burocrático. (...) El sistema que ellos proponen es una odisea, con tecnología desactualizada y a precios muy altos", explicó.

El CPJ señaló que algunos comunicadores expresaron el temor de que el Decreto 370 sirva de instrumento legal para castigar a la prensa independiente.

"Hay algunas regulaciones que, en teoría, protegen la libertad de expresión en Cuba, pero todas son ignoradas por las mismas autoridades que las promulgaron. Y hay muchas más que limitan o hasta prohíben la libertad de expresión. Cuando trabajas, estás caminando por el filo de una cuchilla, y sin necesidad de ninguna ley, ellos vienen por ti", dijo Rodríguez.

Aunque las autoridades cubanas "han comprendido que necesitan expandir el acceso a la Internet", necesitan controlarlo "por miedo a lo que pueda suceder", concluyó el bloguero entrevistado por el CPJ.

Con el Decreto 370 tendrán un "fundamento legal para justificar sus acciones, y comenzarán a imponer multas y a decomisar los equipos de los periodistas de la isla", concluyó Rodríguez en su declaración al CPJ.

Cargar más

XS
SM
MD
LG