Enlaces de accesibilidad

Economía

La tajada que saca el Estado al permitir importar y exportar a negocios privados

Empleados descargaban mercancía la semana pasada en la primera tienda mayorista para el abastecimiento de cuentapropistas en La Habana (Alexandre Meneghini/Reuters).

Una revisión de la lista de 36 empresas estatales que el sector privado está obligado a usar en Cuba para importar y exportar mercancías deja ver que el gobierno aún se reserva cuánto cobrará por la “gestión” de sus intermediarios y que pretende usarlos para seguir explotando la exportación de servicios profesionales y de mano de obra.

También: que ETECSA es la única entidad que no ofrece nombres de personas de contacto para recibir solicitudes de mediación.

Además: que las ofertas de algunos de esos servicios profesionales descritos para la exportación hacen suponer una experiencia de libre mercado ajena a la realidad cubana, y que los comentarios de los propios lectores de los medios oficiales no son nada complacientes a la hora de juzgar la decisión del gobierno de imponer la mediación.

“Está forma de gestión no logrará el por ciento de clientes que se piensa, y tiene muchas manifestaciones en contra, ya que aquellos que tienen facilidades de viajar o tienen proveedores en el extranjero no necesitan de un intermediario para importar o exportar”, escribió Armando Enrique al pie de una nota reciente en el periódico Granma.

Basta cumplir las regulaciones aduanales, comenta el lector, y se pregunta por qué si su familia le envía un auto desde el extranjero, hace falta un intermediario que cobre sin hacer gestión alguna.

“Tampoco está claro si cuando yo exporte, la empresa estatal me pagará de inmediato o tendré que esperar a que llegue al destinatario”, alerta. “Aquí [en Cuba], ¿quién asume la responsabilidad de los incumplimientos de los tiempos pactados? Si el destinatario manifiesta inconformidad, ¿quién pagará las penalidades?

Me parece que las trabas continúan, escribió Roberto también en la sección de comentarios de los lectores de la edición digital de Granma.

La intermediaria estatal que aparece en el directorio con el número 31, Dinvai Construcciones, S.A., dice gestionar “asistencia técnica y fuerza de trabajo, consultoría técnica y diseño de proyectos y gerencia de obras y dirección integrada de la construcción”, además de “servicios de montaje especializado de la construcción”.

En un país donde los únicos grandes inversionistas (los militares, con su consorcio GAESA) contratan a una empresa francesa, Bouygues Bâtiment International (BBI), para construir el hotel Manzana Kempinski, y esa empresa francesa a su vez importa trabajadores hindúes, el gobierno asegura que Dinvai Construcciones, S.A., “garantiza la Gestión Integral de proyectos constructivos desde su concepción hasta su puesta en marcha con la participación fundamental de empresas especializadas del sector construcción”.

INTERAUDIT, S.A., por ejemplo, se especializa en “servicios profesionales asociados a las actividades de auditoría y asesorías técnicas y de negocios”, mientras que la Empresa de Informática y Medios Audiovisuales (CINESOFT) se ofrece como “plataforma de educación a distancia, plataforma de producción de contenidos digitales educativos y generación de contenidos utilizando un modelo pedagógico”.

¿Será cualquiera de ellas un mediador eficiente al servicio de un cuentapropista cuyos recursos son limitados tanto para importar como para exportar? El economista Emilio Morales, presidente de la firma de consultoría The Havana Consulting Group, se aparta de los detalles y asegura que toda la operación montada esta vez por el régimen se resume en cambiar el lenguaje y mantener el mismo concepto.

“Cambian la semántica, pero al final todo sigue siendo lo mismo”, opina Morales. Hacen que el sector no estatal se vea obligado a importar y exportar a través de un grupo de entidades estatales porque, dice, “no toman una sola medida que signifique un cambio real en la política económica”.

La verdadera estrategia de supervivencia del gobierno cubano está delineada desde los años 80 del siglo pasado y sigue siendo la misma, asegura el experto: mantener a los cubanos de la isla como rehenes para sacarles el dinero a sus familiares en el extranjero.

“Se refugian en los dólares con una economía cuya fuerza productiva es incapaz de generar dólares”, comenta Morales, refiriéndose a las cuentas en dólares necesarias --con tarjetas magnéticas-- para operar un negocio. “Son estrategias parásitas; no hay nada que le permita a la gente poder desarrollarse efectivamente y prosperar en un mercado de libre comercio. Se trata de un pueblo esclavo que el gobierno exporta en mano de obra y en servicios, y que se mantiene realmente con el dinero de la familia que se fue a otro país”.

Desde La Habana, el analista Ángel Marcelo Rodríguez Pita observa que todas las entidades estatales que aparecen como intermediarias para que los cuentapropistas importen y exporten tienen cuentas en instituciones como el Banco Metropolitano, “pero si el banco no tiene liquidez, quiere decir que esas empresas tienen problemas con sus ciclos de cobro y sus ciclos de pago, y eso a su vez repercute en que no sean eficientes”.

Según la información oficial, serán tres los bancos comerciales que darán servicios a los cuentapropistas en función del lugar del país donde radique su negocio: el Popular de Ahorro, el Metropolitano y el de Crédito y Comercio. El ministro de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca, dijo que hay un mapa con 1.026 bienes y servicios exportables y que se han identificado “382 formas de gestión no estatales con potencial para exportar en sectores diversos”.

A su vez, el gobierno cubano está vendiendo la Zona del Mariel como un comercio de exportación, pero en realidad es un comercio de frontera, asegura Rodríguez Pita.

“No se puede concebir la exportación si no hay un proceso previo de producción y reproducción de los bienes y servicios; si no existe eso dentro del mercado interno no va a ser posible nunca esa exportación con calidad”, dice. Porque “no es llegar solo a exportar: es competir en esa dinámica de exportación, porque no es llegar y pensar que vamos a tener a alguien que nos va a querer comprar. Hay otros productos con calidad” en el mercado, indica el analista.

Rodríguez Pita: “No es exportar: es competir en esa dinámica de exportación”
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:34 0:00

Entre los comentarios de los lectores al pie de las notas correspondientes de Granma hay uno firmado por “RealxEver”, quien subraya que el embargo comercial estadounidense se aplica a las empresas estatales, pero no a los cubanos.

“Las personas naturales no son objeto de ‘bloqueo’ y pueden comprar lo que quieran y donde quieran si tienen el dinero necesario”, dice el lector o lectora. “Si de verdad se quiere que funcione, hay que permitir que los propios privados importen y exporten por su cuenta”.

Habría que ver cuánto se incrementan los costos a los particulares utilizando los servicios de un tercero que no produce nada, pero mantiene una burocracia grande “acostumbrada a los viajes al extranjero y a vivir del cuento del bloqueo durante muchos años”, añade.

Vea todas las noticias de hoy

La única moneda que quedará circulando en Cuba será el peso

No se aceptan CUC en una bodega en La Habana. YAMIL LAGE / AFP

Cuba prevé unificar sus dos monedas y tasas de cambio frente al dólar, dejando solo una que marche con el mercado.

El proceso, pospuesto durante varios años esperando el mejor momento, podría tener lugar en el peor, cuando la Cepal espera que la economía cubana decrezca un 8% este año, a raíz de la pandemia.


Estas son las claves para entender lo que sucederá:

1.- Una sola moneda...

Desparecerá el peso cubano convertible o CUC (equivalente al dólar), que nació hace más de dos décadas para primero acompañar y luego sustituir al dólar, en circulación de 1993 a 2004. El gobierno garantiza la validez de ahorros en CUC.

Prevalecerá el peso cubano o CUP (24 CUP por dólar).

Economistas aseguran que el CUC ya no tiene respaldo en dólares porque el gobierno dispuso de esos montos ante la falta de liquidez en los últimos años. Perdió su convertibilidad.

Cronología del proceso de unificación monetaria en Cuba
Cronología del proceso de unificación monetaria en Cuba

Hoy, el CUC es de uso común en el mercado local y en la práctica es sólo un billete de 24 CUP.

2.- ...pero revive el dólar

Desde octubre de 2019 el gobierno instauró la venta en dólares de electrodomésticos y alimentos, en tiendas seleccionadas, exclusivamente con tarjeta bancaria.

Ello incrementó la demanda del dólar y generó rumores de unificación de la moneda para octubre, aunque luego se desmintió. El billete estadounidense se vende ahora sobre los 1,5 CUC en los mercados informales (50% más).

3.- El problema: la tasa de cambio

En Cuba, un ciudadano común coloca gasolina a 1 CUC (1 dólar) por litro, o 24 CUP. Sin embargo, un funcionario de una empresa estatal cuenta con una tasa de cambio especial de 1x1. Es decir, el litro de gasolina lo paga con 1 CUP.

En la práctica, el particular gasta 10 CUC (10 dólares) o 240 CUP por 10 litros, mientras que la firma estatal gasta, por lo mismo, solo 10 CUP (0,41 dólares).

Las empresas estatales son el 80% de la economía, y sus tasas preferenciales, en vigor desde los años de 1980, causan una enorme distorsión.

Los subsidios implícitos se convierten "en tabla de salvamento" para algunas empresas no rentables, explicó a la prensa el asesor del ministerio de Economía, Lázaro Toirac.

En tanto, las exportadoras se perjudican porque reciben 1 CUP por cada dólar que ganan.

"Muchas son las dificultades que provoca esa dualidad de circuitos. Y la confusión comienza a la hora de medir los costos reales de la actividad empresarial, teniendo registros económicos poco confiables", detalla.

4.- Las consecuencias

Al eliminar la tasa 1x1 los costos de producción se elevarán y con ello los precios. Varias estatales pueden quebrar y otras tener ganancias irreales.

Ante esta situación, los expertos sugieren subsidiar los precios que subirán por la medida, o elevar los salarios. El 70% de la fuerza laboral trabaja para el estado.

Cuba es una economía abierta, e importa a través de firmas estatales casi la totalidad de los bienes que consume.

La isla lleva a paso lento una reforma integral de su economía de corte soviético, que permite la actividad privada, la cual debe acelerarse en esta circunstancia.

5- Normalizar el tipo de cambio

Si bien la tasa 1x1 es subsidiada, la otra que rige en el mercado, de 1 dólar por 24 CUP, lleva inamovible quince años.

"No ha sido secreto que la única moneda que quedará circulando en Cuba será el CUP, y el objetivo es tratar de acercarlo a una tasa de cambio que pueda ser reconocida en su comparación con las divisas internacionales, para que exista claridad en las transacciones", agrega Toirac.

Así será la reunificación monetaria... según banqueros cubanos

Un hombre muestra un peso convertible cubano y un dólar estadounidense frente a una oficina de la Western Union en La Habana.

Todo estaría dispuesto y ordenado para enfrentar en Cuba la reunificación de la moneda, que apunta a la desaparición del peso convertible CUC y la vuelta al reino del peso cubano, según banqueros de Sancti Spíritus entrevistados por el diario oficialista Escambray.

Sin ofrecer detalles sobre la medida, ni la fecha de su implementación, los funcionarios dijeron estar preparados para asumir el reto de un mayor número de operaciones bancarias.

En entrevista realizada por el diario estatal a José Couzo Villarreal, Jefe del Departamento Banca de Negocios del Banco Popular de Ahorro (BPA), el funcionario declaró “que se han realizado importantes estudios sobre las capacidades monetarias en las bóvedas y se incrementaron las denominaciones de los billetes en los cajeros automáticos”.

Le corresponde al banco también el retiro de la circulación del CUC”, explicó Couzo Villarreal, “ya que como se sabe sólo permanecerá vigente el CUP (moneda nacional). Ese proceso de retiro de moneda es complejo y requiere de mucha eficiencia, así como de estrictas medidas de seguridad para evitar que el billete de CUC vuelva a reincorporarse a la circulación”.

Todo parece indicar, de acuerdo con la información ofrecida por el Sr. Couzo, que en la isla se están dando los últimos pasos para la denominada "hora cero". Según se desprende de sus palabras, todo está muy bien dispuesto, desde “créditos y financiamientos para el sector empresarial” hasta el “incremento previsto para los precios de las materias primas”.

“Desde el primer momento en que se unifiquen las monedas”, anuncia Couzo, “las empresas van a necesitar financiamiento para el capital de trabajo y el banco responderá positivamente y de manera inmediata a esas necesidades”.

Por otra parte, Maritza González Linares, directora provincial del Banco de Crédito y Comercio (Bandec) ha dicho, según Escambray, “que el efectivo no va a faltar y el equipamiento está listo, al igual que el personal”.

“No obstante”, informó Gonzáles, “las personas interesadas pueden acudir en horario laboral tanto a las unidades del BPA como a las de Bandec, si desean cambiar CUC por CUP”. “El canje”, dijo, “se mantiene a razón de 24 por 1”.

Entre los datos relevantes confirmados por ambos funcionarios de la banca espirituana destaca la reiteración de que, “con la aplicación de la unificación monetaria no se afectarán el efectivo en poder de la población ni los saldos de sus cuentas en los bancos”.

Escambray también hace alusión en su artículo a un desmentido realizado hace varios días por el Banco Central de Cuba (BCC) acerca de la “supuesta unificación de la moneda a partir del primero de octubre del 2020”. “La nota oficial emitida por el BBC”, explica el diario, “ratifica que en el momento que se adopte esa decisión se comunicará oportunamente al pueblo cubano a través de los canales oficiales”.

New York Times: Cuba sufre peor carencia de alimentos en 25 años; campesinos alertan que la crisis es total

Una cola para comprar alimentos en Cuba. Tomado de @SchirrmannR

La paralización del transporte está causando serias afectaciones al campesinado cubano y provocando además un significativo incremento del desabastecimiento en los mercados en todo el territorio nacional, informaron agricultores independientes desde la isla, entrevistados por Radio Televisión Martí.

Campesinos cubanos alertan que el Estado deja perder cosechas en un momento crítico
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:03 0:00


Precisamente este lunes el diario estadounidense The New York Times mencionaba que la isla está "hundida en una de las peores crisis de alimentos en casi 25 años".

Tradicionalmente, en el mes de septiembre comienza en los campos cubanos la siembra de cultivos de ciclo corto, maíz, boniato, frijoles y yuca, producciones que este año ganan relevancia ante la actual crisis con los alimentos.

"En las provincias orientales el intercambio de las diferentes producciones entre los territorios es inexistente actualmente. Antes del cierre total, aquí traían ajo y cebollas que se producen en la provincia de Holguín y ahora nada de eso aparece", expresa desde Bayamo, en Granma, Emiliano González, quien es dueño de una finca.

"De una provincia a otra no puede circular nada, eso hace que se incremente más la hambruna porque al no poder mover todo lo que se produce en el campo, la situación será más complicada, porque va a haber cada vez menos alimentos, los mercados están prácticamente desabastecidos", destacó Emiliano.

Desde Quemado de Güines, Villa Clara, el campesino Ibar González dice que se están pudriendo las producciones en el campo porque no lo recogen.

Este cosechador de frijoles cuenta que siempre han existido problemas con la recogida porque el transporte controlado por el gobierno es caótico.

"Ya comenzó la cosecha del arroz y aquí se está perdiendo el grano, hay un molino en Sagua la Grande y por falta de transportación no se ha llevado hacia allá. Aquí en Ludgardita se está pudriendo el plátano y no lo recogen", señaló Ibar.

Una cola en Cuba. Tomado de @Mikesforest
Una cola en Cuba. Tomado de @Mikesforest

El usufructuario Daniel Alfaro Frías, en San Antonio de los Baños, Artemisa, afirma que esta situación se suma a la larga lista de problemas que tienen los agricultores.

"Ahora con esta paralización del transporte, muchos campesinos se han visto con las producciones tiradas en el campo, echándose a perder y a nadie le duele, es el campesino el que pierde, la situación cada día lo que hace es empeorarse, aquí no se ve el final del túnel nunca", dijo Alfaro.

La provincia de Pinar de Río enfrenta desde hace muchos meses escasez de combustible y transporte en el sector agrícola, nos dicen Esteban Ajete Abascal.

"Aquí en San Diego de Baños se perdió una gran cantidad de mangos, porque no había transportación para sacarlo del campo. Se hicieron incluso denuncias de esta situación. Si no hay transporte, el campesinado es quien más lo sufre, porque los productos hay que moverlos en el momento determinado para los mercados, eso no puede esperar", concluyó Ajete.

Desde Majibacoa, en Las Tunas, Edgar Pérez concluye que la Empresa de Acopio tiene el monopolio absoluto de la recogida y transportación de las producciones agropecuarias.

"No hay acceso a medios de transporte para llevar al agro lo poco que se produce. Antes de la pandemia ya era un problema, ahora es una crisis total. El hombre del campo no tiene ningún apoyo del Estado", denunció Pérez.

“El campesino ya no puede salir a vender sus producciones, el agricultor que cojan con una determinada cantidad de productos, se le decomisa la mercancía y le aplican una multa. Esto no tiene nombre, no hay momento en la isla en que se haya vivido lo que se está viviendo en estos momentos aquí en Cuba”, afirmó Edgar.

Al menos hasta el 30 de septiembre permanecerá suspendido el transporte interprovincial, en un intento por controlar la propagación del COVID-19 en el país.

Sin comida y encerrados: la realidad de los cubanos en las zonas con rebrote de coronavirus

Zona en cuarentena en Ciego de Ávila. (Facebook/Guajiro Periodista JAleM)

Los residentes de varias comunidades afectadas por el rebrote de COVID-19 en las provincias de Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y Camagüey se encuentran aislados y totalmente desabastecidos de alimentos, medicamentos y productos de aseo, así lo informaron a Radio Televisión Martí cubanos desde esos territorios.

La situación en el municipio de Baraguá, en el territorio avileño, es muy compleja. Allí hay personas confirmadas ya con el virus y otras en centros de aislamiento tras tener contacto con una enfermera que trabaja en el hospital provincial Antonio Luaces Iraola y se contaminó, dijo Leonit Carbonell.

Mercados vacíos y restricción de movimiento en zonas con más casos de coronavirus
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:49 0:00

“Están llevando los casos sospechosos para Cuba Uno, una antigua secundaria básica en el campo (ESBEC) en el poblado de pesquería. Tengo referencia de personas que han estado allí, que aseguran que las condiciones son extremas, mala alimentación, no pueden poner ni un ventilador porque las tomas eléctricas no sirven. Aquí todo está cerrado, no hay nada para comer, no hay jabones, detergente, nada para el aseo. Nada para comprar, no hay entrada ni salida desde el municipio”, detalló Carbonell.

Residentes del barrio El Ingenito, en la ciudad de Ciego de Ávila, salieron a la calle el lunes a protestar por la falta de alimentos, incrementada ahora por la cuarentena, y en horas de la tarde llevaron algo para que las personas se alimentaran, pero fue insuficiente. “Hay problemas con la leche de los niños, y ya tienen casos bajo vigilancia en la ESBEC Ceballos 8”, comentó el activista y cuentapropista José Carlos Fernández.

“Han bloqueado todas las entradas a la ciudad, no les mandan nada de alimento a las personas. El pueblo de Ciego de Ávila está padeciendo hambre, y después de la cuatro de la tarde hay un toque de queda general. Son 3,000 pesos de multa para el que salga a la calle”, dijo Fernández.

En Morón, el hospital municipal Roberto Rodríguez fue decretado en cuarentena por un brote en el Departamento de Hemodiálisis, donde se reportan casos positivos entre pacientes y trabajadores, además de un número de personas en vigilancia por contacto. Allí reside Dairis González Ravelo, que es madre de dos menores, quien nos dice que todo está cerrado y hay varios barrios en aislamiento.

Se trata de los repartos de Loma Ciega, Patria y Castillo.

“Las panaderías están cerradas, no hay harina, ni huevos. Estamos pasando tremenda situación trancados aquí, que es cuando más hambre les da a los muchachos”, señaló González Ravelo.

Las autoridades de la provincia de Sancti Spíritus pusieron en cuarentena a 160 personas entre empleados y huéspedes, en el hotel Village Costasur, en Trinidad, luego de detectarse en la instalación varios casos de COVID-19.

También en la comunidad rural de Los Cristales, que pertenece al municipio de Jatibonico, en el territorio espirituano, pusieron en aislamiento a varias personas en la zona de La Playita. En el lugar hay problemas con el transporte y ya se acabaron los alimentos que entregaron por la libreta el 1 de septiembre, según informó Vladimir Ríos Cruz.

“Aquí la situación es verdaderamente tensa por el caso de una estudiante de enfermería en Ciego de Ávila que vive muy cerca y fue el factor inicial del foco. La conducta a seguir por el gobierno debería ser de hacer más pruebas y no tener bajo vigilancia a tantas personas”, opinó.

Más de 100 pacientes con coronavirus que estaban hospitalizados en las instalaciones sanitarias de Ciego de Ávila y Morón fueron trasladados el pasado viernes a la ciudad de Camagüey. Los ubicaron en el hospital provincial Amalia Simoni y el militar Octavio de la Concepción Pedraja.

Leydis Tabares, quien vive en esa ciudad del centro de la isla, señala la preocupación entre los camagüeyanos ante la posibilidad de un aumento de los contagios allí con ese alto índice de ingresos. “Ya están internando personas bajo sospecha en la escuela de iniciación deportiva escolar (EIDE)”, aseguró.

Sobre la escasez dijo que ayer sacaron calabazas y hoy fue al mercado y “no había nada, nada. La gente está caminando como zombis por toda la ciudad buscando qué comer”.

Economistas valoran estrategia del régimen para la crisis como pura ideología que teme al cambio

Una cola para comprar alimentos frente a un mercado de La Habana. (AP/Ramón Espinosa)

"La estrategia cubana para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis mundial provocada por el COVID-19", es un plan del Estado que garantiza absoluto control de toda la gestión empresarial y será incapaz de sacar al país de la actual crisis, concluyeron economistas entrevistados por Radio Televisión Martí.

La estrategia publicada bajo el título "Cuba y su desafío económico y social" es simplemente una prolongación de las mismas políticas económicas implementadas en la isla comunista en las últimas seis décadas.

Desde el inicio de la pandemia en la isla, la crisis alimentaria se agudizó y hasta el presente todas las medidas tomadas por las autoridades no logran estabilizar el suministro de alimentos básicos en toda la isla.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:43 0:00


Desde Valencia, en España, el economista y profesor universitario Elías Amor Bravo considera que el texto, que contiene "soluciones" para los sectores de la producción, comercialización, exportaciones, sistema financiero, la conducción y gestión de la economía, es un documento más y no aporta nada nuevo.

El experto califica como un error tremendo de quienes dirigen el país, el no tomar en consideración en este momento al sector emergente de la economía nacional, "el más sufrido durante el coronavirus y el único con capacidad para ser productivo en la isla".

“Bueno pues más o menos lo mismo de siempre, más planificación central, más empresa estatal, no va a resolver los problemas de producción agropecuaria para abastecer los mercados con alimentos, no resolverá la caída sistemática y estructural que tiene la industria manufacturera en Cuba y no va a permitir construir viviendas suficientes para resolver el déficit habitacional”, destacó el académico.

En la Habana, el contador y máster en Ciencias Sociales, Ángel Marcelo Rodríguez Pita, coincide en que el plan es "más de lo mismo".

En lo publicado se plantea la visión de que el trabajador por cuenta propia es un complemento de la empresa estatal socialista, y esto es un error porque las unidades del estado no son ni productivas ni eficientes, afirmó.

“Esto es una agenda que se reinventa por el gobierno para mantener cierta propuesta sobre el panorama económico nacional, pero no es fruto del consenso social, y está destinada al fracaso, porque así mismo ocurrió con la Ley de Cooperativas”, agregó el experto.

Para la economista Martha Beatriz Roque Cabello, también en la capital, considera que este es un documento totalmente ideológico, el régimen tiene como premisa fundamental el no permitir que la gente tenga dinero, porque así se empoderan y ya no tendrían dependencia del estado.

“Las soluciones reales que puede tener este país es la liberalización de la economía, y eso ellos ni lo admiten, ni tan siquiera les pasa por la cabeza, todo lo que ellos quieren es controlar, controlar y controlar”, señaló la líder opositora.

El economista y politólogo Enix Berrio analiza que la receta del oficialismo es la misma de siempre, sin embargo, si se les quitaran las trabas al trabajo por cuenta propia, el sector privado podría aportar el uno por ciento anual al producto interno bruto (PIB).

“Si hay un país que con la situación de la pandemia, que ha afectado al mundo entero, ha quedado en una condición de más vulnerabilidad y más desfavorable, es justamente Cuba. El estado cubano no tiene capacidad de respuesta a la crisis que está enfrentado, no tiene recursos para salir de la crisis”, enfatizó Enix.

Cargar más

XS
SM
MD
LG